Estudiantes de institutos italianos protestan ante el aplazamiento de la apertura de los centros

Agencia EFE
·2 min de lectura

Roma, 11 ene (EFE).- Estudiantes de los institutos italianos, mayores de 14 años, protagonizan protestas en todo el país ante el aplazamiento de las aperturas de los centros debido a la pandemia, ya que sólo en tres regiones se han comenzado las clases con el 50 por ciento de los estudiantes en modalidad presencial.

"No se puede tener abierto todo, mientras los institutos llevan cerrados casi un año", sostiene el comité "Prioridad a la escuela" que junto con otros grupos ha organizado concentraciones y manifestaciones en todo el país.

Algunos grupos de estudiantes se han concentrado ante las sedes de las delegaciones de Gobierno de sus regiones, otros han optado por reunirse ante sus institutos y en general la protesta ha sido la de no seguir las clases a distancia.

Sólo en Toscana, Los Abruzos y el Valle de Aosta, los alumnos de la educación secundaria de segundo grado, a partir de los 14 años, han podido retomar las clases con semanas alternadas para garantizar el 50 por ciento presencial indicado en el decreto del Gobierno.

En Trentino Alto Adige, ya desde el 7 de enero, todos los alumnos desde la guardería hasta la escuela secundaria regresaron a clase. En las otras regiones, el regreso de los estudiantes de secundaria

Todas las demás regiones han optado por posponer el regreso de los estudiantes de los institutos a fechas que van del 18 de enero al 1 de febrero.

"Entiendo a los chicos: el derecho a la educación es fundamental, yo también estaría enfadado. Tengo el deber de decirles que el Gobierno ha hecho todo lo que tenía que hacer para volver a la escuela. En mayo de 2020, los médicos me escribieron para pedirme que cerrase la escuela y así fue, hoy recibo cartas de muchos médicos pidiéndome que abra escuelas: ven las dificultades de sus hijos", explicó la ministra de Educación italiana, Lucia Azzolina dijo en la emisora "Radiorai 1".

"Es difícil para los estudiantes entender por qué no vuelven a la escuela, entiendo su frustración: la escuela es un derecho constitucional si me hubieran sacado de la escuela probablemente no estaría aquí".

"En las regiones consideradas zona amarilla (con pocas restricciones) todo está abierto menos el bachillerato y esto va a dejar cicatrices profundas, los niños necesitan desahogar su sociabilidad. Estoy muy preocupada. Los chicos están enfadados, desorientados y preocupados por la explosión del abandono escolar", agregó.

Para Azzolina, "dentro de las escuelas el riesgo de contagio es muy bajo, como lo demuestran los estudios italianos y europeos. La escuela está muy bien organizada", concluyó.

(c) Agencia EFE