El Cinco Estrellas italiano recrimina a Di Maio pero evita expulsarlo

·3 min de lectura

Roma, 20 jun (EFE).- El partido italiano Movimiento 5 Estrellas (M5S) tachó hoy de "lesiva" la postura de uno de sus referentes, el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, con quien tiene divergencias sobre si seguir armando a Ucrania, pero finalmente evitó expulsarlo.

En un comunicado, el M5S señala que las declaraciones de Di Maio "sobre una presunta voluntad" del partido "de querer un desalineamiento de Italia con la Alianza Atlántica y la Unión Europea (UE) son falsas e irrespetuosas".

La dirección del M5S se ha reunido para barajar sanciones o incluso una expulsión de Di Maio, quien lideró el partido hasta enero de 2020 y que lo convirtió en la principal fuerza del Parlamento italiano tras las elecciones generales de 2018.

El origen de la disputa son las divergencias sobre si Italia debe seguir armando a la resistencia ucraniana, tal y como defiende Di Maio.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, cuyo gobierno es una coalición de casi todos los partidos con representación parlamentaria, incluido el M5S, comparecerá mañana, martes, ante el Parlamento para expresar la postura de Italia en el Consejo Europeo, que tratará la invasión de Ucrania.

La mayoría parlamentaria que le sostiene prepara una resolución sobre la línea a defender en Europa y el M5S ha intentado incluir un punto en el que aboga por dejar de enviar armas a Ucrania para favorecer "una solución diplomática".

Esta intención, filtrada en un borrador, fue muy criticada por Di Maio, quien manifestó que : "de hecho nos desalinea de la OTAN y la UE, con lo que ponemos en riesgo la seguridad de Italia".

"Estas declaraciones, que aluden a un clima de incertidumbre y alarma en materia de 'seguridad nacional' y por ende de inestabilidad de nuestro país, pueden suponer un grave descrédito sobre todo el movimiento, sin fundamento alguno", le reprochó el partido.

La dirección del M5S expresó de forma unánime su "confianza en que cesen estas declaraciones lesivas para su imagen y credibilidad" pero evitó expulsar a Di Maio, tal y como se había llegado a proponer.

En cuanto en si armar o no a la resistencia ucraniana, el M5S condenó la invasión rusa de Ucrania y apoyó mantener las sanciones pero abogó por que los nuevos envíos de armas sean aprobados por el Parlamento.

El Cinco Estrellas, un partido populista fundado en 2009 a raíz de la crisis económica y que gobernó el país entre 2019 y 2021, está muy dividido entre su facción más activista y la institucional, esta última representada por Di Maio, quien mantiene una pugna continua con el líder del partido y ex primer ministro Giuseppe Conte.

La eventual expulsión de Di Maio supondría un terremoto en un M5S gravemente debilitado por las derrotas electorales, las pugnas internas y el transfuguismo (arrancó la legislatura con 225 diputados y 111 senadores y hoy tiene 155 diputados y 72 senadores).

Tanto el M5S como la ultraderechista Liga, socios clave del Gobierno de Draghi, han lanzando amenazas veladas en los últimos tiempos sobre sus dudas de continuar en la coalición, sobre todo tras los malos resultados obtenidos por ambas fuerzas en las recientes elecciones locales, así como por sus dudas sobre si seguir armando a Ucrania.

Algunos analistas sostienen que tanto el M5S como la Liga tratan ahora de reconquistar a su electorado de cara a las elecciones generales de 2023, dado que la mayoría de los italianos son contrarios a seguir armando a Ucrania, según numerosos sondeos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente