Estrella su Lamborghini Murciélago de 250.000 euros en una carretera de Barcelona

La imagen de un Lamborghini Murciélago estrellándose contra la ladera de la montaña en la carretera de l’Arrabassada de Barcelona está corriendo como la pólvora en las redes sociales. Afortunadamente, no ha tenido consecuencias graves pero podría haber sido mucho peor porque el vehículo invadió el carril contrario tras perder el control en una curva.

Se trata de un vídeo compartido en Instagram en el que se puede apreciar el accidente en una vía en la que se suelen citar muchos conductores para hacer carreras ilegales. De hecho, el digital metropoliabierta.com explica que el siniestro se produjo durante una de estas competiciones clandestinas celebrada este mismo fin de semana.

El Lamborghini Murciélago es un modelo mítico de la marca italiana que captó la atención del público en 2005 y que entonces partía de un precio base de 257.000 euros pero que la versión más potente (670 CV) podía alcanzar los 395.000 euros. Actualmente, ronda los 185.000 euros en el mercado de segunda mano.

En la grabación, se puede ver el bólido entrando en uno de los giros de la carretera y acelerando con agresividad antes de salir del mismo, lo que le hace perder la tracción y salir disparado contra la pared. Todo ello frente a decenas de personas situadas en uno de los miradores que hay en esta vía.

En el vídeo no se ve el momento preciso del impacto, pero una grabación posterior sí que muestra los daños sufridos por el coche tras el accidente. La imagen habla por sí sola ya que el Murciélago aparece con ambos laterales completamente destrozados.

Algunos usuarios han asegurado haber visto este coche circulando a gran velocidad por las calles de la capital catalana durante los últimos meses e indican que no les sorprende que haya acabado de esta manera.

Tal y como informa el mismo digital, la carretera de l’Arrabassada es la más peligrosa de Catalunya, según un informe del Reial Club Automòbil Club de Catalunya (RACC). Por este motivo, la Generalitat prevé un plan integral con mejoras como la instalación de separadores centrales a lo largo de 11 kilómetros.