La estrella demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, reelegida cómodamente en Nueva York

Laura BONILLA
·3 min de lectura

Los republicanos gastaron millones para derrotarla, pero fue en vano: la estrella demócrata Alexandria Ocasio-Cortez fue reelecta al Congreso federal por una cómoda mayoría el martes, al igual que el resto del grupo conocido como "The Squad", integrado también por tres compañeras suyas del ala izquierda del partido.

La legisladora de 31 años recaudó la increíble suma de 17 millones de dólares para su campaña y superaba en 38 puntos porcentuales a su rival republicano John Cummings, un expolicía y profesor de una escuela católica de 60 años que recaudó más de 10 millones, según la prensa local.

Adorada por jóvenes progresistas que la idolatran, A.O.C., como la llaman, llegó a Washington DC hace dos años como la representante más joven del Congreso tras conquistar más del 80% de los votos en la elección, arrebatando para sorpresa de todos el escaño de un demócrata que llevaba dos décadas en la Cámara Baja.

"Servir al distrito congresional 14 y luchar por familias de clase trabajadora en el Congreso ha sido el mayor honor, privilegio y responsabilidad de mi vida", tuiteó la legisladora, de origen puertorriqueño.

"Gracias al Bronx y a Queens por reelegirme a la Cámara a pesar de los millones gastados para derrotarnos, y por confiar en mí para representarlos una vez más", añadió.

- Una hermandad "resiliente" -

Desde que llegó al Congreso, Ocasio-Cortez se convirtió en blanco de los republicanos -incluido del presidente Donald Trump- que la atacan sin cesar. Pero también es criticada por la vieja guardia demócrata, contra la cual se rebela.

A.O.C., un as de las redes sociales y exasesora del senador Bernie Sanders en su intento de alcanzar la presidencia, forma parte del grupo conocido como "The Squad", integrado también por otras tres representantes progresistas que como ella desafían el establishment de Washington.

Las demás integrantes de "The Squad" parecen tener la reelección asegurada: la prensa local da como ganadora a Ilhan Omar en Minnesota y a Ayanna Pressley en Massachusetts, mientras en Michigan Rashida Tlaib aventajaba a su rival republicano por un fuerte margen.

"Nuestra hermandad es resiliente", tuiteó Omar junto a fotos de las cuatro mujeres, al celebrar su triunfo.

Pressley dijo que su victoria se debe a "su humanidad compartida". "Nos hemos organizado. Nos hemos movilizado. Hemos legislado en base a nuestros valores", indicó. "Creo en el poder de nosotras. Y recién estamos comenzando", afirmó.

Impulsados por A.O.C., un puñado de demócratas en el ala izquierda del partido ganaron las elecciones legislativas este martes en Nueva York, incluido el concejal Ritchie Torres, criado en el Bronx, que será el primer congresista afrolatino abiertamente homosexual.

A él se unirá en el Congreso Jamaal Bowman, de 44 años, un director de escuela negro que en el verano boreal venció en las primarias a Eliot Engel, un rival de 73 años que llevaba 16 mandatos en Washington DC y contaba con el apoyo de la élite demócrata de centro, incluidas Pelosi y la expresidenciable Hillary Clinton.

El triunfo está también prácticamente asegurado para Mondaire Jones, un abogado negro y gay, de 33 años, que ganó las primarias en un distrito de inmensa mayoría blanca.

"Cuando crecía nunca imaginé que alguien como yo pudiera ser candidato al Congreso, y mucho menos ganar, porque nunca había ocurrido antes", dijo en julio a la AFP Jones, que creció en la pobreza pero estudió en Stanford y Harvard.

Bajo el ala de los candidatos demócratas a la presidencia Bernie Sanders y Elizabeth Warren, estos jóvenes políticos quieren sacudir su partido y empujarlo más hacia la izquierda.

Nueva York, un feudo demócrata con 29 votos en el Colegio Electoral, votó el martes abrumadoramente por Joe Biden como presidente, pese a que el presidente Donald Trump nació en la Gran Manzana y trabajó toda su vida aquí como inversor inmobiliario.

lbc/gma