La vacunación de Boris Johnson no era perfecta y se acaba de demostrar

·4 min de lectura

A medida que los países han ido avanzando con la vacunación, se ha producido un descenso pronunciado de los contagios de coronavirus. Naciones como Estados Unidos, Israel e incluso España han visto cómo las cifras bajaban sensiblemente al mismo tiempo que se iba inmunizando a un mayor rango de población. 

Sin embargo, el temor a las variantes siempre ha estado presente, especialmente en el caso en el que alguna de ellas pudiera reducir la efectividad de las vacunas ya disponibles. Esa amenaza ya es real y corresponde a la india, denominada oficialmente como B.1.617.2, que ha provocado un repunte de casos importante en Reino Unido y pone en jaque las medidas de desescalada del Gobierno.

La variante india está cuestionando la estrategia de vacunación del Reino Unido. (Photo by Jeremy Selwyn - WPA Pool/Getty Images)
La variante india está cuestionando la estrategia de vacunación del Reino Unido. (Photo by Jeremy Selwyn - WPA Pool/Getty Images)

En más de un año que llevamos de pandemia, los británicos se han distinguido del resto de países con sus decisiones sobre la forma de frenar los contagios. En los primeros compases, optaron por intentar lograr la inmunidad de rebaño, mientras que a su alrededor las demás naciones europeas apostaban por un estricto confinamiento domiciliario.

El resultado en Reino Unido fue imitar esta postura con varias semanas de retraso, lo que llevó a que el país se convirtiera en uno de los más afectados del mundo por la pandemia. Aún hoy es el séptimo a nivel global con más casos y el quinto con más víctimas.

La segunda decisión de calado fue priorizar la vacunación con una dosis a la mayoría de la población en lugar de apostar por ir haciendo la pauta completa a los colectivos más vulnerables. 

Una estrategia que hizo que bajaran los contagios más rápido, pero que ahora está mostrando su cara negativa con la variante india. En este sentido, los datos muestran que un 58% de la población ya cuenta con al menos una dosis de la vacuna, pero solo un 37,6% cuenta con la pauta completa.

Y los estudios realizados precisamente por el departamento de Salud Pública de Inglaterra han mostrado que las vacunas mantienen una efectividad alta contra esta variante, mucho más contagiosa, siempre y cuando se hayan administrado las dos dosis. En el caso de Pfizer, la efectividad es del 88%; en la de AstraZeneca, que ha sido el compuesto usado mayoritariamente en el país, la cifra baja hasta el 60%.

Estos análisis han mostrado además que con solo una dosis el riesgo de que la variante india genere complicaciones es alto y tal y como señalan los expertos, este repunte de contagios se está produciendo no solo por las personas no vacunadas, sino que también los que tienen un pinchazo están siendo importantes transmisores de la enfermedad. 

Una sola dosis no es suficiente para proteger contra la variante india. (Photo by Dinendra Haria/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Una sola dosis no es suficiente para proteger contra la variante india. (Photo by Dinendra Haria/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

En este sentido, el consejo de los científicos es acelerar las segundas dosis (sugieren adelantar de 12 a 8 semanas la administración de AstraZeneca) y replantearse el alivio de restricciones, justamente cuando el verano está a la vuelta de la esquina.

Aunque los datos todavía no son alarmantes (Reino Unido está reportando algo más de 3.000 casos diarios), sí que rompen con la tendencia a la baja que se había producido desde principios de año y generan preocupación, ya que se cree que pueden conducir a un aumento de las hospitalizaciones y de las muertes, con todos aquellos que no han recibido la pauta completa corriendo un mayor riesgo.

Replantearse el alivio de restricciones

La Asociación Médica Británica ha pedido prudencia y ha instado a Boris Johnson a que se centre en los datos y no en las fechas para aliviar las restricciones. Cabe recordar que el 21 de junio estaba marcado en el calendario como el día en el que se iban a relajar medidas como el distanciamiento social y se iban a permitir eventos a gran escala.

Sin embargo, ahora esta decisión se ha visto puesta en cuestión y las próximas semanas serán muy importantes para analizar la evolución de la pandemia y ver si se decide mantener, retrasar o cancelar el levantamiento de las restricciones.

España permite la llegada de británicos sin restricciones. (Photo by Carlos Gil/Getty Images)
España permite la llegada de británicos sin restricciones. (Photo by Carlos Gil/Getty Images)

Mientras tanto, a diferencia de países como Francia o Alemania, España sí permite la llegada de ciudadanos británicos sin la realización de una cuarentena ni la presentación de una prueba PCR negativa. Una realidad actual que quizás termine cambiando en función de lo que ocurra con la pandemia en las islas.

Pese a que Reino Unido ha sido un referente en la vacunación a nivel global por su velocidad de inmunización, lo cierto es que su decisión de priorizar las primeras dosis en vez de las pautas completas ahora está teniendo consecuencias negativas. Las segundas dosis se presentan como tabla de salvación y por eso en territorio británico tendrán que acelerar aún más en la administración de inyecciones.

EN VÍDEO I Largas colas frente a los bancos de alimentos: la realidad de la pandemia en el Reino Unido

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente