La estrategia que usan los bancos para embaucar a los jóvenes

·4 min de lectura

Los bancos quieren atraer a los jóvenes, un segmento de clientes al que pueden fidelizar y, con el tiempo, conseguir que se vinculen. Para ello, les ofrecen cuentas sin comisiones, la máxima digitalización e intentar evitar siempre incluir cláusulas de mantenimiento. Pero manejar correctamente las finanzas y evitar que se conviertan en una preocupación añadida puede ser difícil si no tenemos en cuenta pequeños detalles que los bancos no te cuentan.

Por ejemplo, hay casos en los que las comisiones son inevitables y en estos casos hay que saber la tasa que cobra cada banco y comparar entre las distintas entidades sin dejarnos llevar por la primera oferta que recibamos. También hay que comprobar los descuentos que ofrecen, no te dejes llevar por todos ellos sin pensar... Sigue leyendo y descubre todos estos aspectos.

También de interés:

<strong>La estrategia que usan los bancos para embaucar a los jóvenes. Foto: Getty Creative</strong>
La estrategia que usan los bancos para embaucar a los jóvenes. Foto: Getty Creative

El banco no es tu amigo

Si algo debes tener claro con la actual situación económica que atraviesa España es que el banco no es tu amigo, sino una compañía que busca maximizar su beneficio. Eso no significa decir que tengas que romper toda relación con tu entidad bancaria y no pisar una oficina ya nunca más. Pero siempre debes tener en mente con quien tratas y a qué te enfrentas. Hay una serie de cosas que debes saber antes de entrar en la oficina.

Comisiones bancarias

Lo normal es que las cuentas jóvenes no cobren por gestión, mantenimiento, transferencias y tarjeta de débito. No obstante, existen ocasiones en los que sí cobran comisiones, por ejemplo, cuando queremos sacar dinero de un cajero automático de otra entidad o si se ha dejado un descubierto en la cuenta. Tu banquero no te hará referencia a estas casuísticas, pero hay que estar atentos y siempre preguntarlo porque es importante saber a cuánto asciende la tasa que cobra cada banco y comparar entre las distintas entidades.

Asimismo, es probable que la política de comisiones pueda cambiar con el tiempo y de esto tu banquero será silencioso como una serpiente al reptar. Por lo que hay que leer la letra pequeña y comprobar si, pasados los años, la entidad puede exigir algún requisito como la domiciliación de una nómina para seguir contando con todas las ventajas del inicio.

Ofrecer tarjetas en modo revolving

Ofrecerte tarjetas de crédito totalmente gratuitas suele ser otra de las estrategias de los bancos para atraer a los jóvenes. Estas pueden ser una gran herramienta, pero siempre son un gran riesgo, sobre todo si se usan mal. Por defecto una gran parte de entidades activará tu tarjeta en modo revolving en lugar de con pago únicoy ahí viene el problema. La diferencia es que con el primero fraccionaran tus compras y activarán por defecto el crédito de la tarjeta, sea cual sea el importe de tu compra e independiente de que haya o no dinero en la cuenta.

Es importante que si aceptas la tarjeta de crédito, que compruebes o preguntes que sea en modo de pago único, con el que realizas todos los pagos al final de mes o el día que tú decidas. Así será el banco quien realmente te adelante el dinero y a coste cero. Eso sí, no te retrases en el pago y ten siempre dinero en la cuenta, porque si no lo pagarás caro.

Ofrecer acciones cuando se habla de invertir

Cuando eres joven, muchos bancos te insisten en las ventajas de invertir: ‘Si yo fuera tú invertiría de forma periódica si eres menor de 30 años’, te suelen vender. Desde cantidades muy bajas, te aseguran que puedes programar una cantidad mensual, trimestral o anual que vaya ‘engordando’ tu inversión.

Además, en ocasiones todos los grandes bancos cotizan en bolsa que les interesa que sus acciones suban, te plantearán las opciones de invertir en las acciones del banco. La respuesta a esto no debe ser si o no de forma rotunda, pero queremos recordarte que en bolsa no hay valor seguro y puedes perder todo lo invertido. Si nunca has invertido en bolsa hay alternativas mejores, más fáciles de entender y que te permitirán diversificar mejor los riesgos. Así que siempre desconfía, y valora otras muchas opciones.

Descuentos de estudiante

Las cuentas bancarias para jóvenes en muchas ocasiones se dirigen a gente que está estudiando. Como estudiante, está bien que valores de forma positivo el servicio de domiciliación que te ofrezca tu banco para la matrícula, becas y otros gastos académicos, así como descuentos en actividades de ocio. En todos los casos, conviene no dejarse llevar por el exceso de oferta y ver qué es lo que más le conviene a nuestras finanzas para ahorrar cada mes.

En conclusión, abrir y mantener una cuenta cuando eres joven es muy útil para administrar tus ahorros y gastos. De hecho, es interesante comenzar a usarla en cuanto lleves a cabo un mínimo movimiento de dinero. Pero no te dejes llevar por todas las ofertas sugerentes de tu entidad, porque algunas son mecanismos que le permitirán aumentar su rentabilidad, y en bastantes ocasiones, gracias al desconocimiento o dejadez de los clientes noveles.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente