La estrategia de Alberto Núñez Feijóo de dar libertad a sus barones funciona, pero tiene un riesgo

Alberto Núñez Feijóo el día de su nombramiento como presidente del Partido Popular. (Foto: Cristina Quicler / AFP / Getty Images).
Alberto Núñez Feijóo el día de su nombramiento como presidente del Partido Popular. (Foto: Cristina Quicler / AFP / Getty Images).

Desde que el pasado 2 de abril fuera designado presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo estableció un nuevo modelo de gestión de su formación en el que dejaba total libertad a sus barones de las diferentes comunidades autónomas. Un sistema diferente al que tenía su antecesor en el cargo, Pablo Casado, que apostaba por la centralización y en la intervención desde Génova. Es lo que siempre él había reclamado desde Galicia y lo que le permitió dirigir esta región durante 13 años

El método de Feijóo, que también incluye la moderación, por el momento, está siendo un éxito. En las primeras elecciones celebradas tras su nombramiento, las autonómicas de Andalucía de este 19 junio, Juanma Moreno Bonilla ha arrasado consiguiendo con 58 diputados la primera mayoría absoluta del PP en la región.

El líder popular en Andalucía tuvo total libertad para enfocar la campaña a su manera y consiguió engullir a Ciudadanos y frenar el crecimiento de Vox. Feijóo se involucró en los comicios consciente de su importancia, pero dejó todo el protagonismo para Moreno y ni siquiera le acompañó para celebrar su victoria.

Juanma Moreno celebra su victoria en las elecciones andaluzas. (Foto: Cristina Quicler / AFP / Getty Images).
Juanma Moreno celebra su victoria en las elecciones andaluzas. (Foto: Cristina Quicler / AFP / Getty Images).

Tampoco acompañó a Alfonso Fernández Mañueco cuando este renovó su cargo como presidente de Castilla y León, pero necesitó meter a Vox en el gobierno. Feijóo aún no estaba al frente del PP cuando se celebraron aquellas elecciones, pero dejó libertad al líder popular de esta comunidad para llevar a cabo las negociaciones con la formación de extrema derecha.

La estrategia por el momento exitosa de descentralización y moderación en el PP de Feijóo tiene un peligro y ese puede llegar desde la Comunidad de Madrid. Su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, celebró tener más libertad desde Génova tras la salida de Casado, pero puede que deje de ser la referencia en la formación de centro-derecha. Además, su política tiene como base un estilo más duro y de continuo enfrentamiento con el gobierno central de Pedro Sánchez.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. (Foto: A. Perez Meca / Europa Press / Getty Images).
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. (Foto: A. Perez Meca / Europa Press / Getty Images).

Tras la victoria del PP en Andalucía, la presidenta de Madrid ya ha dejado claro que no piensa cambiar su estilo y no cree que el resultado sea una demostración de que su partido deba apostar por la moderación que representan Feijóo y Moreno Bonilla.

“Nadie me va a enfrentar a Juanma Moreno, nadie me va a enfrentar a Alberto Núñez Feijóo y yo no voy a cambiar ni un milímetro mi política en la Comunidad de Madrid”, declaró la presidenta, que no ha participado en la campaña andaluza y que no quiso valorar cuál es la mejor estrategia para frenar a Vox. “Yo no voy a decirle a un partido que se está equivocando dónde tiene que cambiar”, afirmó.

En su análisis de los comicios andaluces, volvió, fiel a su estilo y al contrario de lo que hizo Moreno tras su victoria, a cargar contra el gobierno central. “España no aguanta más el proyecto de Pedro Sánchez. El hartazgo se ha expresado en las urnas. Si las elecciones hubieran sido generales, el resultado hubiera sido el mismo”, afirmó.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Esa libertad que tanto reclamaba a Ayuso y que Feijóo ha concedido a sus barones puede acabar siendo un peligro para el PP si acaba habiendo un enfrentamiento entre Génova y la Puerta del Sol, como ocurrió en la etapa de Casado.

Además, en clave nacional y de cara a las generales, será más complicado articular un discurso único desde cada región y con diferentes algunos estilos más moderados y otros más duros.

EN VÍDEO | “Pablo Casado, siempre te recordaremos”: mandan una corona funeraria a Génova tras el último escándalo del PP

Más historias que te pueden interesar: