El determinante voto evangélico que Bolsonaro y Lula buscan seducir

El próximo 2 de octubre el voto de los evangélicos y de los jóvenes puede ser decisivo para la elección del presidente de Brasil y para la renovación del Legislativo. En el país más grande de América Latina, el 31% de la población se declara evangélica, cerca de 70 millones de personas. Tradicionalmente, la mitad apoya al presidente Jair Bolsonaro, mientras que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva solo cuenta con el 32% de la intención de voto entre los evangélicos.

El actual mandatario de Brasil es muy cercano al pastor Silas Malafaia, líder religioso de la Asamblea de Dios Victoria en Cristo, con quien incluso viajó al entierro de la reina Isabel II. Un viaje muy criticado tanto en Brasil como en Reino Unido por hacer campaña electoral en medio de un velorio. Sin embargo, esta alianza entre religión y política, que hace cuatro años llevó a Bolsonaro al poder, parece estar en entredicho por causa del voto de las mujeres y de los más jóvenes.

La campaña de Lula es consciente de esta brecha. Sabe que el 54% de las mujeres rechazan a Bolsonaro. Por esta razón, ha intensificado sus esfuerzos para llegar a 23 millones de mujeres negras y pobres, que se profesan evangélicas, pero están insatisfechas con el trato que Bolsonaro ofrece a las mujeres y con su agresiva política sobre las armas.

A principios de este mes, Lula y su fórmula vicepresidencial Geraldo Alckmin participaron en un acto con evangélicos en São Gonçalo, en la periferia de Río de Janeiro. Entre los fieles estaba Jaqueline Cardoso da Silva, una profesora de primaria que es evangélica. En 2018 votó a Bolsonaro, pero este año dará su preferencia a Lula.

El peso del voto joven


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
"Ladrón", "idiota": Lula y Bolsonaro se atacan a una semana de los comicios en Brasil
Las noticias falsas se pasean durante las elecciones presidenciales de Brasil
Así fueron los gobiernos de Lula y Bolsonaro, que hoy luchan por repetir mandato en Brasil