Esto es lo que hacía Letizia la tarde del golpe de Estado del 23-F

Mila Fernández
·Editoria Branded Content
·2 min de lectura
Reina Letizia (Photo: GETTY)
Reina Letizia (Photo: GETTY)

El 23 de febrero de 1981, Letizia Ortiz Rocasolano era una niña de 9 años y ni en sus mejores sueños se imaginaba que un día llegaría a ser reina de España.

Por aquel entonces, la familia Ortiz-Rocasolano vivía en Oviedo y, como para todos los españoles, aquel fue un día de nerviosismo e incertidumbre que quedó grabado para siempre en su memoria.

Ha sido el padre de la reina, Jesús Ortiz, el que ha desvelado dónde se encontraba su hija en ese momento en el que Tejero asaltó el Congreso y los momentos de angustia que pasó hasta que pudo encontrarse con su familia y volver a casa.

“De repente, algo explota en mi cabeza y lo relaciona: mis tres hijas (9, 8 y 6), estaban en clase del ballet con su madre en el estudio de Marisa Fanjul, local que estaba justo encima de la sede de CC. OO. «¡Jo***! Como a algún descerebrado le dé por liarla...”, ha explicado en un hilo de Twitter.

“Pocos sabían que en el piso de encima del sindicato había una escuela de ballet llena de niños, profesores y padres a esas horas. Subí, dije a mi familia que nos marchábamos de ahí a toda prisa y sin preguntar y advertí a la directora de la escuela de mis temores”, continúa explicando.

Jesús Ortiz, que por aquel entonces trabajaba en la emisora Radio Cadena Española en Asturias, rinde además su particular homenaje a la radio en aquella importante fecha para el futuro de la democracia en España. “Y sí: fue la noche de los transistores. Y sí: medio mundo se dio cuenta de la importancia de la radio. Y sí: la radio sigue viva, activa, útil y eficaz. Por si las dudas”, concluye.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Así es la vida de Tejero 40 años después del golpe de Estado

José Bono: "Tuve miedo a perder la vida el 23-F"

La historia detrás de la foto del 23-F: “Salí con el carrete en el zapato, intentando no cojear y pensando cuál iba a ser mi destino si me descubrían”

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.