Esther Doña: ¿víctima de una campaña de desprestigio o altiva insoportable?

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 14: Esther Doña attends the
Esther Doña mantiene su versión pero un nuevo testigo apoya la de Pedraz (Photo by Patricia J. Garcinuno/WireImage)

Esther Doña sigue siendo la protagonista absoluta de la agenda del corazón de nuestro país. Estamos en noviembre y fue en el mes de agosto cuando la viuda de Carlos Falcó y el juez Santiago Pedraz rompieron su relación.

A pesar de que no están juntos, la trama sobre su ruptura sigue generando mucha curiosidad a la audiencia de este tipo de prensa rosa y es que, desde un inicio, las versiones de los dos implicados son totalmente contrarias y ahora, un testigo da la razón al magistrado.

Recapitulando brevemente, Esther Doña sostiene que el día 20 de agosto Santiago le manda un mensaje dejando la relación pero que ella lo toma como una crisis pasajera y por eso sigue adelante para cobrar la exclusiva de ‘Hola’ en la que anunciaban su compromiso de boda.

Pedraz, por su parte, ha mantenido el silencio pero su entorno siempre ha defendido que él no la dejó por mensaje sino que fue cara a cara y, además, le habría pedido explícitamente que cancelara la exclusiva de la revista puesto que ya no se iban a casar.

Se dijo en su momento que ‘Hola’ estaba muy enfadada con Esther Doña y que incluso la habría vetado en la publicación. Ahora, la revista ‘Lecturas’ ofrece en exclusiva un revelador testimonio que asegura que habría vivido en persona la ruptura entre Santiago Pedraz y la modelo.

La fuente en cuestión asegura que Esther habría sufrido un ataque de ira en una fiesta llena de invitados y, a gritos, le dijo al juez una frase de lo más clasista, altiva y fuera de lugar hacia una pareja: “Yo soy la marquesa viuda de Griñón y tú eres un simple funcionario”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Se supone que ese fue el punto de inflexión que Santiago habría considerado el cupo para romper la relación en persona, en aquel mismo momento. Esta discusión habría tenido lugar varios días antes del 20, cuando Doña recibió el mensaje de WhatsApp del juez.

Además, el semanario recoge que el 14 de agosto la ya expareja se devolvió sus cosas pero que Esther no le devolvió el anillo de compromiso a Pedraz cosa que, honestamente, veo normal dado que un regalo no tiene porqué devolverse aunque la relación se acabe.

Este anillo ella lo habría reconvertido en unos preciosos pendientes y, aunque quizá la critiquen por ello, lo encuentro natural y justo. Lo que no cuadra es todo lo demás. Doña sigue negando la mayor, asegura que de su boca jamás ha salido esa frase frívola que cita la revista y mantiene que Santiago la dejó por mensaje.

Esther consideraría que es víctima de una orquestada campaña de desprestigio hacia su imagen y asegura a Sonsoles Ónega que: "Nunca he dicho que el juez Pedraz fuese poco para mí, yo sabía perfectamente con quién empezaba una relación".

Sin embargo Esther sí admite que hubo discusiones pero también apuntilla que “creo que por su parte lo nuestro estaba roto antes de esa discusión”, aunque Doña no se refiere a la supuesta discusión definitiva en un yate sino a una que tuvieron en la casa de Ibiza y que prefiere no desvelar al detalle.

El juez, por su parte, sigue guardando silencio ante toda esta polémica que ya roza un poco los chismes de un instituto repleto de adolescentes cuando la chica popular y el futbolista de turno, terminan su noviazgo.

Yo me pregunto qué interés tiene el presunto testigo de la discusión en inventarse una frase tan cruel o en dañar la imagen de Esther pero, a su vez, también pienso que Santiago Pedraz podría zanjar la polémica pronunciándose una sola vez con su versión y sin entrar más en el trapo que, parece, se va estirando cada vez más y más, dejando dañada la imagen de la viuda de Falcó.

Te puede interesar...