Este vídeo viral te enseña (o eso pretende) a pelar alimentos sin mancharte las manos

En las últimas horas se ha vuelto viral un vídeo compartido por la cuenta de Twitter @ItsProxcey en el que unas manos anónimas enseñan a quiénes lo ven cómo pelar un buen número de alimentos con suma facilidad y casi sin mancharse las manos. Desde un langostino a una cabeza entera de ajos. Algunos procedimientos parecen convincentes a simple vista. Otros, no tanto.

¿Pelar un langostino con cubiertos? ¿Eso no debería estar prohibido? Dicen los amantes del marisco que parte de la gracia de comerlo es hacerlo con las manos. Sin embargo, hay que tener cierta destreza a la hora de enfrentarse a un plato de marisco porque no es lo mismo pelar un langostino o una gamba que un cangrejo, que implica una suerte de ritual que indica el orden en el que hay que ir arrancándole partes hasta comerse todo lo comible.

En este vídeo viral no se atreven con un cangrejo, pero sí con un langostino, una langosta descabezada y una pata de cangrejo. Para el primero usan un tenedor, lo introducen por el lado que queda al descubierto tras arrancarle la cabeza y tiran. La piel sale tal cual. Eso sí, el alimento tiene que estar crudo. Cocido o a la plancha lo más probable es que el truco no funcione ya que la piel suele pegarse a la carne.

Para las patas de cangrejo tamaño L o XL recurren a una técnica que en realidad cualquiera que las haya comido alguna vez en su vida conocerá casi seguro. Lo que no es tan normal es lo que hacen para pelar la langosta. Y es que usan una toalla para envolverla y golpearla de manera que así, supuestamente, consiguen despegar la cáscara. Si funciona realmente o no, es algo que deberá probar cada uno.

Saliendo de los productos del mar, el sistema que se usa para separar el tallo de las hojas de las hierbas (bien podría ser perejil o hierbabuena la que se tenga entre manos) es, cuanto menos, ingenioso. Se trata de meter el tallo en uno de los agujeritos de un escurridor de verduras y tirar. Así las hojas, que es lo que interesa, quedan dentro.

Lo de echarle agua caliente al lomo de merluza o pescadilla para quitarle la piel no parece muy práctico, la verdad sea dicha. Igual funciona, pero si se va a poner luego en la sartén, ya se puede ir preparando después el cocinero para limpiar salpicaduras en cuanto el pescado mojado entre en contacto con el aceite caliente.

Lo de la cuchara para pelar la naranja si da la impresión de ser bastante más práctico que el cuchillo de toda la vida, que siempre se acaba quedando parte de lo blanco y a veces amarga mucho.

Hecho lo de la naranja, el vídeo se mete en un terreno un tanto peligroso y poco creíble. Hay algún usuario que se lo echa en cara con el modo de comerse la piña, algo tramposo ya que asegura que para que funcione lo que se muestra primero hay que hacerle unos cortes.

Pero más allá de que funcione o no, lo que está claro es que no resulta muy práctico. El mejor ejemplo de esto es el de la nectarina o melocotón, que ahora mismo están de temporada. Primero lo sumerge en agua caliente 20 segundos y luego lo deja un minuto en hielo para después sacarle la piel del tirón. ¿No sería más sencillo y rápido el cuchillo con cuidado para quitar solo la piel? Eso o lavar bien la pieza de fruta y comérsela con la piel.

A los tuiteros el vídeo les ha enganchado, porque acumula en solo unas horas casi 13 millones de reproducciones, pero lo cierto es que mientras unos se maravillan con las técnicas de pelado propuestas y aseguran que acaban de darse cuenta de que llevan toda la vida haciéndolo mal otros son muchos se muestran más escépticos.

En el vídeo, en lugar de cuchillo o las manos, usan un tenedor para pelar los langostinos. (Foto: Getty Images)