Este es el test que certifica la buena salud mental de Trump, ¿y la tuya?

El médico de la Casa Blanca, Ronny Jackson, ha mandado un mensaje de tranquilidad al mundo al asegurar que Donald Trump goza de una salud tanto mental como física envidiables. Si bien en cuanto a la parte física los análisis no dejarían dudas -pese a la afición de Trumpo por la ‘comida basura’ y las bebidas gaseosas-, no ocurre lo mismo con la forma en la que se ha certificado la buena salud mental del presidente. Algunos dudan de la idoneidad de la prueba usada de la que todo el mundo habla.

Donald Trump sacó una puntuación de 30 en el test de MOCA, el máximo posible. (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)

Esta no es otra que el conocido como test de MOCA, una prueba de evaluación cognitiva en la que Donald Trump obtuvo la máxima puntuación según Jackson. Una forma de certificar el estado mental del presidente de Estados Unidos que no convence a todos. El neuropsicólogo David Morales reconocía a El País que le llamaba la atención la elección de esta prueba “porque es como si vas al médico y te toman la tensión, es una cosa muy elemental y sencilla”.

De hecho, el test de MOCA es una prueba básica que se hace en las consultas a pacientes mayores de 65 años por los médicos. Es rápida y sencilla de llevar a cabo a la hora de detectar problemas de atención o memoria. Se tarda unos diez minutos en realizar y con ella se pueden detectar problemas de concentración, lenguaje, cálculo… Si se saca una puntuación entre 26 y 30, como ocurrió con Trump, está todo bien. Si la nota cae por debajo, puede que haya algún problema de demencia.

El test, como puede verse en la imagen o pinchando en este enlace, se divide en nueve apartados. Incluye actividades como dibujar un cubo siguiendo una serie alfanumérica, la esfera del reloj marcando las once y diez… Otra prueba resulta tan sencilla como identificar tres animales dibujados, un león, un rinoceronte y ¿camello o dromedario? En este último hay que fijarse bien en el número de jorobas, que tiene trampa.

Este es el test que pasó Donald Trump para certificar su salud mental. (Foto: mocatest.org)

Otras tienen que ven más con el lenguaje. En ellas se lee una serie de palabras o números que el paciente debe repetir; una serie de letras en la que se debe dar un golpe con la mano cada vez que se escucha la A; decir el mayo número de palabras que empiecen por ‘p’ en un minuto…

La sencillez del test y la poca profundidad del mismo, además de que es un text cognitivo y no de salud mental, ha hecho que se cuestione la validez del mismo para determinar lo que se pretendía Trumpo sometiéndose a él. Es decir, garantizar su buena salud mental. De ahí que sean muchos los que se preguntan, en medios de comunicación y redes sociales, su pertinencia.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines