Estallan violentas protestas en India por nuevo plan de reclutamiento militar

·4 min de lectura

Al menos un manifestante murió en un enfrentamiento con la policía, en momentos en que una serie de protestas violentas se toma distintas zonas del país. La ira se ha desatado por una nueva política de ingreso a las Fuerzas Armadas que reducirá a 17 la edad para ser elegible, pero disminuiría a solo cuatro años el servicio, con el objetivo de reducir costos y pensiones. Muchos reclutas potenciales se oponen, preocupados por las oportunidades de empleo.

El rechazo al nuevo plan de reclutamiento militar a corto plazo desata violentas protestas en India.

Miles de jóvenes enfurecidos incendiaron vagones de tren y vehículos, bloquearon carreteras, atacaron a la policía con piedras y dañaron edificios gubernamentales. Al menos una persona murió en un enfrentamiento con la Fuerza Pública.

Los uniformados respondieron con porras y gases lacrimógenos en un intento por hacer retroceder a las multitudes que se extienden por varias ciudades. Las movilizaciones se han tornado violentas en estados como Bihar, Madhya Pradesh y Rajasthan.

"Han bloqueado trenes en 10 lugares hoy", dijo Sanjay Singh, un alto oficial de policía en Bihar.

Las fuertes escenas de este viernes 17 de junio se producen después de que el jueves al menos 125 manifestantes fueran arrestados, según las cifras reportadas por el periódico local 'Hindustan Times'. Pero las detenciones no han persuadido a miles, que volvieron a las calles.

Sólo en el estado de Uttar Pradesh, en el norte del país, estallaron protestas en 14 distritos y las autoridades dispararon al aire para dispersar a las multitudes que arrojaban piedras, confirmó Prashant Kumar, alto funcionario de la Policía local.

Agnipath, el nuevo sistema de reclutamiento militar que ha desatado la ira

El Gobierno del primer ministro Narendra Modi dio a conocer esta semana el nuevo esquema de ingreso a las Fuerzas Armadas, llamado Agnipath o "camino de fuego", en hindi.

El sistema pretende reducir a 17, y hasta los 21 años, la edad de hombres y mujeres para vincularse en la fuerza militar, pero con un contrato corto de sólo cuatro años y en cargos no oficiales. Después de ese tiempo únicamente una cuarta parte, el 25% de los reclutas, continuaría en la institución. Es decir, el 75% restante deberá retirarse obligatoriamente.

El objetivo principal de la Administración de Modi es reducir los crecientes costos de las pensiones de las Fuerzas Armadas, actualmente con 1,38 millones de efectivos.

Pero muchos reclutas potenciales se oponen, preocupados por las oportunidades de empleo después de que cumplan sus periodos de cuatro años y decepcionados por perder la posibilidad de tener una pensión.

Avnish Kumar, un joven de 19 años del distrito Ballia, en Uttar Pradesh, es uno de los muchos que esperaba unirse al Ejército y que ahora afirma sentirse decepcionado de la nueva política de reclutamiento.

"La duración del trabajo es de solo cuatro años y solo el 25% de las personas obtendrán trabajo después de eso. No hay pensión", subrayó.

Hasta ahora, los soldados en este país han sido alistados en el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea por separado, y por lo general sirven hasta 17 años, para los rangos más bajos.

Al llegar a cargos más altos, un militar en India puede trabajar hasta más de 35 años.

VP Malik, un retirado soldado de alto rango del Ejército indio, sostuvo que la decepción de los jóvenes es comprensible. "El Gobierno y las Fuerzas Armadas tienen que trabajar más en su divulgación para justificar y explicar el esquema a la juventud", dijo en una entrevista con el periódico 'The Times of India'.

El Gobierno indio se defiende de las críticas

Además de los aspirantes a militares, el Gobierno de Modi se enfrenta a duras críticas de partidos de la oposición y de soldados retirados. Incluso, de algunos miembros del gobernante Partido Bharatiya Janata de Modi, quienes afirman que la medida generará más desempleo en un país ya sumergido en las bajas tasas de ocupación laboral.

Por su parte, el ministro de Defensa indio, Rajnath Singh defendió el programa al asegurar que su objetivo es “fortalecer la seguridad del país”. Señaló que con 1,4 millones de personal activo, el Ejército de India es el segundo más grande del mundo después de China y el tercero que más gasta.

El Gobierno espera reclutar a unas 46.000 personas bajo el nuevo sistema este año.

Con Reuters, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente