La estafa millonaria de un actor aprovechándose de Netflix y HBO

Cine 54
·3 min de lectura

Un actor asentado en Los Angeles llamado Zachary J. Horwitz, y que llevaba varios años trabajando en producciones menores de la industria del cine, ha sido arrestado el pasado martes acusado de liderar un esquema Ponzi que estafó más 227 millones de dólares. El actor habría defraudado a inversionistas asegurando que tenía acuerdos cinematográficos con HBO, Netflix y otras plataformas.

Más conocido por su nombre artístico, Zach Avery, ha sido acusado de fabricar correos electrónicos de ejecutivos de las plataformas más populares del mundo, falsificando acuerdos de distribución para así conseguir pagos de los inversores. Según la declaración jurada de un agente del FBI, John Verrastro, se detalla que el actor persuadía a los inversores para que apostaran grandes sumas de dinero en su compañía de distribución, 1inMM Capital LLC.

Zack Avery en el tráiler de una de sus recientes películas 'Last moment of clarity' (YouTube)
Zack Avery en el tráiler de una de sus recientes películas 'Last moment of clarity' (YouTube)

Avery, que se describe en redes sociales como "esposo, padre y actor", apareció en un puñado de películas desde 2009, aunque el único título destacado es Corazones de acero de Brad Pitt donde tenía un papel que ni siquiera recibió crédito. Según detalla el periódico Los Angeles Times, el intérprete de 34 años fundó la empresa en 2013 y aseguraba a sus clientes que tenía “asociaciones estratégicas” con HBO, Netflix y otras plataformas para licenciar derechos de distribución extranjeros, prometiéndoles ganancias de hasta el 40% al cabo de un año. Según el FBI, le decía a sus clientes que licenciaría películas para las plataformas por más dinero del que había pagado para comprar los supuestos derechos, prometiendo así “devoluciones sólidas e inversiones seguras”. Cada inversión estaba relacionada a una película en particular.

Por ejemplo, en uno de los casos, un cliente invirtió $742.250 para supuestamente pagar los derechos de distribución de la película Cosecha amarga (2016) con la promesa de recibir un pago con una ganancia del 35% en seis meses. Es decir, $999.845. El acuerdo lo habría conseguido al enviar al cliente un supuesto contrato con HBO para distribuir la película en África y Latinoamérica durante tres años que llevaba una firma falsificada del presidente de operaciones de HBO Latin American Holdings. Pero a medida que se acercaba la fecha del pago, Horwitz comenzó a enviar emails falsos de ejecutivos de HBO que justificaban los retrasos.

También enviaba botellas de Johnny Walker de etiqueta azul a los inversionistas junto a un análisis anual de su empresa del año 2015, donde se incluía un catálogo de 52 películas que supuestamente había distribuido en África, Australia, Nueva Zelanda y América del Sur. Entre los títulos incluía Kickboxer, la película de artes marciales de Jean-Claude Van Damme del año 1989; y la cinta de terror de 2012 The lords of Salem.

Sin embargo, Zach Avery no tenía ningún acuerdo con las plataformas sino que desviaba el dinero para beneficio propio, comprándose una casa se seis habitaciones, piscina, bodega y gimnasio valorada actualmente en $6.5 millones. Al parecer, debería a sus inversores unos $227 millones.

Ni Horwitz ni 1inMM Capital jamás tuvieron correspondencia electrónica con Netflix o HBO” escribe el agente Verrastro en su declaración. “Ni Horwitz ni 1inMM Capital jamás tuvieron relaciones de negocios con Netflix o HBO”.

Tras el arresto fue debajo en libertad bajo fianza por un millón de dólares.

Más historias que te pueden interesar: