Ni en Estados Unidos, ni en Venezuela: México, ¿un tercer país seguro?

Aunque México ha evitado convertirse en un tercer país seguro para la acogida de migrantes, ahora recibe a quienes son deportados desde EE. UU. como resultado del reciente acuerdo migratorio dirigido a 24.000 venezolanos. Así entonces, México no es ni el país de destino ni el de origen, pero sí uno en el que los migrantes deben permanecer, sin que sea claro bajo qué condición. Las deportaciones de venezolanos ya comenzaron y las ciudades fronterizas mexicanas reciben a los que son devueltos.