Estados Unidos y la Unión Europea ponen fin a su guerra de aranceles sobre el acero y el aluminio

La 'era Trump' comienza a desvanecerse. Washington y Bruselas pusieron punto final a su disputa de aranceles con un pacto que revierte la pelea que inició durante la Administración del expresidente.

La llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca supuso un cambio en las relaciones transatlánticas y una nueva era de alianzas entre Bruselas y Washington para terminar con las medidas que afectan el comercio bilateral.

Antes, Estados Unidos y la Comisión Europea habían suspendido los aranceles impuestos de forma recíproca a raíz del conflicto por los subsidios a Airbus y Boeing, otra disputa que marcó la relación de Trump con los Veintisiete.

"(Washington) no aplicará los aranceles de la sección 232 y permitirá la importación libre de aranceles de acero y aluminio de la Unión en un volumen histórico", mientras que la comunidad europea "suspenderá los aranceles relacionados sobre productos estadounidenses", según anunció la Casa Blanca en una nota.

"Tras esta decisión de Estados Unidos, estoy satisfecha de anunciar que la Comisión propondrá suspender los aranceles que habíamos introducido", expresó Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Aunque los implicados no revelaron detalles del acuerdo, fuentes citadas por la agencia Reuters aseguran que el monto libre de aranceles es de 3,3 millones de toneladas anuales.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente