Estados Unidos: un tribunal de apelaciones restituye en Texas la ley del aborto más restrictiva

·2 min de lectura

Este viernes noche, una corte federal puso nuevamente en vigor la norma antiaborto más prohibitiva del país estadounidense, tan solo dos días después de que un juez la suspendiera de manera temporal debido a las críticas de organizaciones y del propio Gobierno de Joe Biden. Y es que esta restringe cualquier interrupción del embarazo a partir de la sexta semana, cuando pueden percibirse los latidos del feto.

Los derechos constitucionales de las mujeres estadounidenses recibieron un duro revés, luego de que, sobre el cierre de este viernes, un tribunal federal de apelaciones restableciera la ley que prohíbe la interrupción voluntaria del embarazo en el estado de Texas, en prácticamente todos los casos.

La decisión se produce solo dos días después de que el juez Robert Lee Pitman ordenara bloquearla. Fue el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, considerado uno de los más conservadores de la nación, el que revirtió la suspensión temporal. El fiscal general texano Ken Paxton interpuso el recurso que atentó contra el fallo adoptado el pasado miércoles 7 de octubre.

Tras este levantamiento momentáneo de la disposición de Pitman, ahora es turno de la Administración del presidente Joe Biden –el litigante–, que debe reaccionar en un plazo máximo de cuatro días, hasta el martes 12 de octubre.

Si bien la legislación aún tiene un final abierto, lo más probable es que el caso termine otra vez en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, el mismo que semanas atrás rechazó analizar la norma, aún admitiendo que la parte litigante presentó dudas serias con respecto a la constitucionalidad de esta.

"Texas ha creado un mecanismo agresivo y sin precedentes para evitar a sus ciudadanos un derecho constitucional significativo y bien consagrado", manifestó Pitman, el magistrado que bloqueó la ley vigente, añadiendo que esta impide "ilegalmente a las mujeres ejercer control sobre sus vidas".

Por su parte, sobre la apelación, Paxton reaccionó de esta forma en su cuenta de Twitter: "Grandes noticias esta noche". Y agregó que "en todo momento" luchará "contra los excesos del gobierno federal".

La responsabilidad civil, base de la norma texana

Esta legislación texana permite a particulares elevar demandas civiles contra personas que busquen abortar o contra quienes ayuden a detener un embarazo, si consideran que rompe la prohibición. Inclusive, ofrece recompensas de hasta 10.000 dólares a cada demandante que gane un juicio.

Dicha funcionalidad permitió hasta ahora que las autoridades de Texas esquiven la responsabilidad de hacer valer la ley, ya que el peso de la implementación está en los ciudadanos particulares.

En esencia, la ley prohíbe el aborto desde las seis semanas de gestación ya que, a partir de ahí, los latidos del corazón del feto son detectables. Sin embargo, es un momento en el que algunas mujeres aún no saben si están embarazadas. Por ello, y por su naturaleza restrictiva, es una de las legislaciones más feroces de todo Estados Unidos.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente