Estados Unidos: manifestaciones en todo el país por un mayor control a las armas de fuego

·4 min de lectura

La principal movilización se llevó a cabo en Washington, donde se reunieron unas 40.000 personas. Otras miles en todo el país desarrollaron mítines para exigir al Congreso estadounidense una ley que frene la violencia armada. Biden apoyó los reclamos de los manifestantes.

Courtney Haggerty, bibliotecaria de 41 años de edad, viajó con sus dos hijos a Washington desde New Jersey para exigir un mayor control en el porte y venta de armas. Haggerty todavía tiene en su memoria lo ocurrido en la escuela primaria Sandy Hook, en Conneticut, hace casi 10 años, cuando un hombre mató a 26 personas, entre ellas niños entre seis y siete años.

Uno de sus hijos estaba a punto de cumplir su primer año, por lo que ese hecho la dejó “en carne viva”. “No puedo creer que mi hija vaya a cumplir 11 años y todavía estemos haciendo esto”, se lamenta.

Como Courtney, miles de personas se manifestaron en todo el país contra el libre porte de armas que permite la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, luego de la más reciente matanza que dejó como saldo a 19 niños y dos profesores muertos en la localidad de Uvalde, Texas.

Diez días antes, otro hombre armado mató a 10 personas afroamericanas en una tienda de Buffalo, Nueva York.

Y es que este tipo de tiroteos se han convertido en un flagelo a combatir en un país en el que el libre porte y la adquisición de armas es legal, por lo que los organizadores de las marchas intentan llamar la atención sobre los más recientes hechos, para intentar frenar la violencia desde las instituciones legislativas.

En la concentración de Washington, que tuvo lugar en los alrededores del monumento homónimo, se podían leer carteles como “no tiene que ser así. Detengamos la violencia de las armas” o “Congreso, legisla ya, hazlo por nuestro futuro”.

Biden envió mensaje de apoyo a los manifestantes

Las movilizaciones que se realizaron desde Nueva York, Los Ángeles, hasta en zonas rurales de Iowa y Wisconsin, contaron con el apoyo del presidente Joe Biden, quien en su cuenta de Twitter se sumó al llamado de los manifestantes.

“Me uno a ellos repitiendo mi llamado al Congreso: haga algo”, puntualizó.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó esta semana un proyecto de ley para regular el uso de armas, con ninguna esperanza de que avance en el Senado, donde los republicanos consideran que los límites a las armas infringen el derecho esbozado en la Segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Entre los manifestantes que hicieron uso de la palabra en la actividad de Washington estuvo uno de los sobrevivientes del tiroteo de Parkland y presidente de los dos sindicatos de maestros más grandes del país, la alcaldesa del Distrito Capital y dos adolescentes que expresaron su temor por los acontecimientos recientes.

"Me aterroriza saber que existe la posibilidad de que eso suceda en mi propia escuela", dijo Phillip. "Muchos niños se están volviendo insensibles a esto hasta el punto de sentirse desesperanzados”, subrayó.

La manifestación fue convocada por el grupo juvenil Marcha por Nuestras Vidas, creado en 2018 por estudiantes del instituto Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, en el que murieron 17 personas.

Últimas incidencias con armas en los Estados Unidos

Esta misma semana, el gobernador de Maryland informó que al menos tres personas murieron en un tiroteo masivo en Smithsburg, una zona rural del estado de la costa atlántica y en Florida, un joven fue arrestado por presuntamente asesinar a su padre con un rifle de asalto.

El pasado 5 de junio, al menos tres personas muertas y 11 heridas fue el resultado de otro hecho similar en una calle de Filadelfia, en el estado de Pensilvania. Según medios locales, varios atacantes dispararon contra una multitud en una céntrica zona de clubs nocturnos.

Otro reporte llegó desde la ciudad de Tusla, Oklahoma, donde cinco personas fallecieron y varias resultaron heridas en un hospital local. El agresor, que portaba un rifle y una pistola, murió en la escena al propinarse un disparo.

Este año en Estados Unidos este tipo de hechos han superado los 200 reportes. Los más recientes sucesos no impidieron que se celebrara la convención anual del lobby armamentístico más grande del país, la Asociación Nacional de Rifle (ANR), en Houston, Texas, días después de la matanza de Uvalde.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente