Estados Unidos: el exasesor y aliado de Trump, Steve Bannon, es acusado de fraude financiero

·3 min de lectura
AP - Steven Hirsch

En una acusación hecha pública este jueves 8 de septiembre, Steve Bannon fue inculpado de cargos de blanqueo de dinero, de conspiración y de fraude en un caso relacionado con la construcción del muro en la frontera con México, anunciada por Donald Trump en 2016. Bannon, de 68 años, se declaró inocente y calificó los cargos de "absurdos". Fue puesto en libertad sin fianza.

El exasesor de Donald Trump, Steve Bannon, fue acusado este jueves en la ciudad de Nueva York, de fraude financiero en un caso de lavado de dinero y malversación, relacionado con la construcción de un muro entre Estados Unidos y México.

Los cargos se refieren a los mismos hechos que ya se alegaron contra él en una acusación federal anterior, desestimada después de que Trump indultara a Bannon antes de acabar su mandato dos años atrás.

En agosto de 2020, Bannon y otros tres hombres habían sido acusados por fiscales federales de haber defraudado a donantes, en una recaudación de fondos privados de 25 millones de dólares.

Llamada "We Build the Wall" (Construimos el muro), la recaudación de fondos tenía como objetivo financiar la construcción del muro que Trump quería a lo largo de la frontera sur del país, para impedir la entrada a Estados Unidos a los migrantes. Bannon se había declarado inocente de los cargos antes de que estos fueran retirados.

Según la acusación anterior, así como la acusación de este jueves, el ex asesor de Trump ocultó el hecho de que él; el director ejecutivo de la campaña para la recolección de fondos y una tercera persona, Andrew Badolato, estaban recibiendo cientos de miles de dólares del dinero de los donantes. El director ejecutivo fue identificado en los documentos judiciales como Brian Kolfage, un veterano de las Fuerzas Aéreas.

"Stephen Bannon actuó como el arquitecto de un esquema multimillonario para defraudar a miles de donantes en todo el país", señaló el fiscal, Alvin Bragg, en un comunicado. "Sacar provecho mintiendo a los donantes, es un delito".

El indulto presidencial de Trump no afecta el nuevo caso, ya que cubre los cargos federales, pero no impide los procesos estatales.

Según Bannon, las acusaciones son por motivos políticos

El martes, Bannon había afirmado en un comunicado que el fiscal Bragg "ha decidido ahora llevar cargos falsos contra mí, 60 días antes de las elecciones de mitad de período", acusando al fiscal demócrata de apuntar a él por su programa de radio, muy popular entre los partidarios de Trump.

Este último acontecimiento se produce seis semanas después de que Bannon fuera condenado por un tribunal federal de Washington por obstruir los poderes de investigación del Congreso.

Se había negado a cooperar con la comisión del Congreso que investigaba el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021; el ataque sin precedentes de los partidarios de Donald Trump que desafiaban la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Pese a su destitución de su cargo como asesor en la Casa Blanca, en agosto de 2017, Steve Bannon había permanecido un cercano a Donald Trump e incluso había hablado con él, el día antes del ataque en el Capitolio.

A dos meses de las elecciones legislativas de mitad de mandato y a dos años de las elecciones presidenciales de noviembre de 2024 en las que Donald Trump planea volver a presentarse como jefe de los republicanos, el clima político en Estados Unidos es cada vez más tenso y el país más polarizado.

Trump es objeto de varias investigaciones penales y civiles, por intentar anular los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 y por su papel en el violento asalto de sus simpatizantes el 6 de enero de 2021.

El sábado, en un acto de campaña en Pensilvania, el exmandatario llamó a Joe Biden "enemigo del Estado", en respuesta a su sucesor demócrata, que el jueves pasadó lo describió como una "amenaza para la democracia" y para "el alma de Estados Unidos".

Con AP y AFP