En Estados Unidos, los estudiantes de Uvalde vuelven a la escuela tras la masacre del 24 de mayo

·3 min de lectura

Los estudiantes de Uvalde (Texas) volvieron a la escuela este martes 6 de septiembre en medio del miedo y un aumento de la seguridad, tres meses después de que un hombre armado matara a 19 niños y dos profesores en un tiroteo que conmocionó a Estados Unidos y al mundo. La escuela primaria Robb, donde tuvo lugar el tiroteo, no volverá a abrir.

Caminando a través de vallas metálicas de dos metros y pasando entre soldados que hacían guardia, los niños del Distrito Escolar de Uvalde, en Texas, volvieron a la escuela este martes por la mañana, en un ambiente de luto y de miedo.

Aunque se han reforzado las medidas de seguridad para la reanudación de las clases, las autoridades anunciaron que todavía falta instalar más cámaras y nuevas cerraduras. El Departamento de Seguridad Pública de Texas también se ha comprometido a desplegar más de tres docenas de policías estatales en los campus de Uvalde.

Pero estos anuncios no fueron suficientes para tranquilizar a las familias. Más de 90 policías estatales estuvieron presentes en el lugar cuando hubo el tiroteo. Muchas familias decidieron enviar a sus hijos a clases virtuales, mientras que las que podían permitírselo optaron por retirarlos del distrito y matricularlos en escuelas públicas.

“Nunca tendrá Sentido”

Por primera vez en 30 años, Elsa Ávila, una profesora que recibió un disparo en el abdomen, no podrá iniciar el curso escolar. La profesora sigue recuperándose. El 24 de mayo, ella y sus 16 alumnos tuvieron que esperar más de una hora a que llegara la policía para evacuarlos, mientras el pistolero masacraba a los niños en las clases contiguas.

"Estoy tratando de darle sentido a esto", dijo Ávila a la agencia de prensa Associated Press en una entrevista en agosto, "pero nunca tendrá sentido".

Alrededor de la ciudad de Uvalde grandes y coloridos murales fueron pintados en honor a cada una de las 21 víctimas. Los residentes de todo el estado fueron incentivados a vestirse con los colores marrón y blanco y las escuelas de otras zonas también lucieron los mismos colores, que son los de la escuela de Uvalde.

En los pasillos del Distrito Escolar de Uvalde, banderas de colores fueron colgadas y todos los profesores llevaban camisetas de color turquesa con las palabras "Together We Rise & Together We Are Better" en la espalda.

Aunque en muchas partes de Texas los estudiantes ya habían vuelto a la escuela, las autoridades han pospuesto el primer día del nuevo curso escolar en Uvalde. Para la ciudad de 22.000 habitantes del sur de Texas, el verano ha sido de angustia, dolor y rabia para las familias de las víctimas, tras las revelaciones sobre los fallos de las fuerzas del orden que permitieron al tirador de 18 años, armado con un rifle AR-15, disparar contra los niños y sus profesoras en las aulas durante más de una hora.

La respuesta de la policía: un "fracaso absoluto"

Un informe condenatorio elaborado por un comité de la Cámara de Representantes de Texas reveló que casi 400 agentes acudieron a la escuela primaria Robb tras el tiroteo, pero esperaron durante más de una hora en enfrentarse al pistolero.

Las cámaras corporales que los policías están obligados a llevar y las imágenes de vigilancia mostraron a agentes fuertemente armados, algunos con escudos antibalas, apilados en un rincón del pasillo sin avanzar hacia el aula.

Steve McCraw, jefe del Departamento de Seguridad Pública de Texas, calificó la respuesta de "fracaso absoluto".

El mes pasado, la junta escolar de Uvalde despidió al jefe de policía del distrito, Pete Arredondo, a quien McCraw y el informe de la Cámara de Representantes acusaron de no haber tomado el control de lo que pasaba y de haber perdido el tiempo buscando la llave de una puerta de un aula que probablemente ya estaba abierta. Esa destitución no acalló las peticiones de sanciones contra otros funcionarios. Otro agente, Mariano Pargas, jefe de policía en funciones ese día, fue puesto en licencia administrativa.

Según la agencia de noticias Reuters, el consejo escolar declaró en una reunión celebrada la semana pasada que aún no se ha iniciado la investigación sobre la respuesta policial al tiroteo.

AP