El estado de Sao Paulo deja en manos de los alcaldes decidir sobre el carnaval

·2 min de lectura

Sao Paulo, 12 ene (EFE).- El gobernador del estado brasileño de Sao Paulo, Joao Doria, dejó este miércoles en manos de los alcaldes de la región decidir sobre las restricciones al carnaval en función de su situación sanitaria, a pesar del aumento de casos de covid-19.

"El carnaval es una decisión del alcalde del municipio", señaló en una rueda de prensa el gobernador de Sao Paulo, el estado brasileño más afectado por la pandemia de coronavirus, con casi 4,5 millones de contagios y 155.420 decesos vinculados a la enfermedad.

En este sentido, Doria solo recomendó a los municipios de Sao Paulo limitar el aforo en los grandes eventos culturales, musicales y festivos al 70 %, decisión que convirtió en obligatoria para los estadios de fútbol, que son de su competencia.

En este contexto, indicó que "cabe ahora a las Alcaldías" deliberar sobre el carnaval, previsto para entre finales de febrero y comienzos de marzo y que muchos municipios del país ya han cancelado ante el avance de la variante ómicron.

En el caso específico de la ciudad de Sao Paulo, el alcalde Ricardo Nunes canceló las comparsas carnavalescas por las calles, pero dio vía libre a la celebración de los desfiles de las escuelas de samba en el Sambódromo, bajo unos protocolos sanitarios más rígidos.

Por su parte, Joao Gabbardo, coordinador-ejecutivo del Centro de Contingencia de Covid-19 en Sao Paulo, defendió que cada localidad "enfrenta una realidad diferente" y, por ello, optaron por dejar que cada una "legisle conforme" a su situación.

Aun así, Gabbardo subrayó que esas medidas pueden cambiar en función del escenario epidemiológico, que está empezando a agravarse en Sao Paulo y en todo Brasil.

Solo en el estado de Sao Paulo, que cuenta con unos 46 millones de habitantes, las hospitalizaciones en camas de enfermaría han subido "casi un 100 %", mientras que los ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) han crecido un 58 %, entre el 29 de diciembre y el 11 de enero, según Gabbardo.

"El aumento de los ingresos es bastante significativo, pero ese número sale de una base (de comparación) muy baja, en relación a nuestra capacidad", apuntó.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia junto con Estados Unidos y la India, con más de 620.000 fallecidos y 22,5 millones de casos.

La ómicron ya es la variante dominante en el país y en apenas dos semanas ha multiplicado por ocho el número de contagios, aunque las muertes se mantienen estables, en torno al centenar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente