El estado de salud de Isabel II preocupa a los médicos de Buckingham

·6 min de lectura
El saludo entre Isabel II y Liz Truss. (Photo: Getty Images)
El saludo entre Isabel II y Liz Truss. (Photo: Getty Images)

El saludo entre Isabel II y Liz Truss. (Photo: Getty Images)

Tras recibir a la primera ministra Liz Truss hace apenas dos días, la salud de Isabel II ha dado un vuelco que ha pillado a Reino Unido y prácticamente al mundo entero desprevenido. Este mediodía se hizo público que el estado de salud de la reina de Inglaterra preocupa a los médicos de Palacio, quienes han recomendado, según han informado desde Buckingham que se quede en reposo bajo supervisión médica en Balmoral.

“Después de una evaluación adicional esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo supervisión médica”, han señalado en un comunicado. “La Reina permanece cómoda y en Balmoral”, han añadido.

Los primeros en llegar a Balmoral han sido el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles. Tras ellos, han aterrizado en Escocia el resto de sus hijos: la princesa Ana, los príncipes Andrés y Eduardo, este último junto a su esposa Sophie, y el príncipe Guillermo.

Un portavoz ha confirmado a la edición británica del HuffPost, que el príncipe Harry, que se encontraba en Alemania en la celebración de los Juegos Invictus, también ha viajado hacia Balmoral, aunque no se ha confirmado aún su llegada.

Los príncipes Guillermo, Andrés, Eduardo y la mujer de este último, Sophie, en el coche a su llegada a Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)
Los príncipes Guillermo, Andrés, Eduardo y la mujer de este último, Sophie, en el coche a su llegada a Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)

Los príncipes Guillermo, Andrés, Eduardo y la mujer de este último, Sophie, en el coche a su llegada a Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)

Por su parte, Kate Middleton se ha quedado en Windsor con sus hijos George, Charlotte, Louis, que han empezado este jueves el curso escolar. Meghan Markle también ha volado a Reino Unido desde Alemania, pero se ha quedado en Londres.

La primera ministra Liz Truss ha dicho tras conocer la noticia que “todo el país” estaría “profundamente preocupado” por la noticia. “Mis pensamientos, y los pensamientos de las personas en todo el Reino Unido, están con Su Majestad la Reina y su familia en este momento”, ha detallado.

El anuncio se ha producido, tal y como han señalado en la BBC, después de que la Reina, de 96 años, se retirara de un Consejo Privado virtual el miércoles y los médicos le aconsejaran que descansara.

“Después de un día ocupado ayer, su Majestad aceptó esta tarde el consejo de los médicos de descansar”, señalaron entonces. Isabel II permaneció el martes en su residencia veraniega del castillo de Balmoral, en Escocia, en lugar de desplazarse a Londres para recibir en audiencia a la nueva jefa de Gobierno, como es habitual, debido a los problemas de movilidad que sufre desde hace meses.

La pasada semana, un portavoz avanzó con varios días de antelación que Isabel II no abandonaría su residencia escocesa con ocasión del cambio de Gobierno con el objetivo de evitar cambios de planes de última hora en caso de sufrir problemas de movilidad.

Unas horas después del comunicado, la BBC ha anunciado que cancelaba su programación para ofrecer una parrilla especial y los presentadores han empezado a lucir corbata y traje negro.

Del mismo modo, el palacio de Buckingham también ha alterado su rutina. La institución ha comunicado durante la jornada de hoy no se realizarán los habituales cambios de guardia por el delicado estado de salud de la reina Isabel II.

La iglesia anglicana también ha lanzado un mensaje de apoyo. “Mis plegarias y las de todas las personas en el Reino Unido están con nuestra majestad la reina. Que la presencia de dios fortalezca y consuele a su majestad, su familia y a todos los que la cuidan en Balmoral”, ha informado el Obispo de Canterbury.

El comunicado de Buckingham Palace ha sorprendido también a los
parlamentarios en pleno debate sobre la energía. Nada más conocerlo, el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hayle, no ha dudado en interrumpir la sesión para enviar un mensaje de apoyo a la reina y desearle una pronta recuperación.

“Me gustaría decir algo sobre el anuncio que se acaba de hacer relativo a su majestad. Sé que hablo en nombre de todo el parlamento cuando digo que enviamos nuestros mejores deseos a la reina. Ella y toda su familia está en nuestras oraciones en este momento”, ha pronunciado Hayle.

El pueblo empieza a mostrar su cariño por la reina

El pueblo británico ha empezado a dirigirse tanto al Palacio de Buckingham y al Palacio de Balmoral para mostrar su cariño y apoyo a la monarca y tratando de recabar información sobre su estado de salud.

Más de un año de problemas de salud

Desde el fallecimiento de Felipe de Edimburgo, Isabel II ha visto fuertemente afectada su salud, con problemas que Buckingham siempre ha achacado a la movilidad —desde 2020 camina con bastón— y de los que no ha trascendido ninguna dolencia más allá de sus 96 años.

Estos empezaron a ser especialmente preocupantes desde octubre de 2021, cuando tuvo que ser ingresada para someterse a varias pruebas médicas, lo que fue su primera hospitalización en ocho años.

Cuando cumplió 90 años dejó de realizar viajes al extranjero, delegando en miembros más jóvenes de su familia, aunque continuó manteniendo una atareada agenda oficial.

La autora británica especializada en realeza Penny Junor alerta en declaraciones recogidas por medios locales, que Isabel II se adentra, a sus 95 años, en una “nueva fase” en la que no se la verá en público con tanta frecuencia.

A esto se suma su contagio con covid-19 el pasado mes de febrero, aunque Buckingham informó que tenía “síntomas de resfriado”. Tras superar la enfermedad, la monarca aseguró que se había sentido “muy cansada y exhausta”.

A lo largo de este año, ha tenido varias ausencias sonadas como en el Día del Recuerdo por los fallecidos en la II Guerra Mundial. Tampoco asistió al servicio de Acción de Gracias con motivo de su Jubileo de Platino celebrado en la Catedral de San Pablo de Londres.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR