El estado deplorable de la freidora de un restaurante de comida rápida que te revolverá el estómago

La empleada de un restaurante de comida rápida probablemente no esperaba la reacción de las redes al vídeo que ha publicado en su cuenta de TikTok en el que muestra el proceso para cambiar el aceite de la freidora del local en el que trabaja. Lo más impactante de la secuencia no es tanto el método en sí, sino el aspecto del óleo tras varios días de uso.

Bajo el nombre de usuario @fryer.friend, la mujer explica paso a paso un procedimiento que empieza con una valoración del producto para ver si necesita ser reemplazado. “Vamos a cambiar el aceite esta mañana. Si no sabemos cuál debemos cambiar, agarraremos esta herramienta, la meteremos y miraremos cuál está más sucio. Lo que estoy comprobando es la visibilidad en este pequeño soporte”, dice en la grabación.

Lo cierto es que la apariencia del contenido de la freidora deja mucho que desear porque el líquido adquiere un tono negruzco realmente desagradable. Pero después de drenarlo mediante un sistema automático, la cosa empeora porque queda un poso oscuro y viscoso en el fondo de la cubeta que se extrae con una pala.

@fryer.friend, que también responde al nombre de Alex, no revela en ningún momento la cadena para la que trabaja pero varios usuarios la sitúan en Taco Bell, tras observar la cocina y la maquinaria que aparece en la escena.

Como no podía ser de otra manera, esta imagen ha provocado un torrente de críticas en las redes sociales y, lo que a priori tenía que ser un vídeo explicativo y constructivo para dar a conocer el proceso de limpieza de una freidora industrial, se ha acabado convirtiendo en el blanco de todas las críticas.

“Soy encargado de Taco Bell y nadie me ha enseñado todavía a limpiarlo”, indica un usuario llamado Joseph Henderson. Otros se preguntan qué establecimiento es para no ir a comer allí e, incluso, hay quien se aventura a decir que nunca más volverá a consumir comida rápida.

Pero esta falta de higiene no parece ser un problema de este establecimiento en concreto, sino que podría ser algo más común de lo que nos pensamos. Y es que un supuesto trabajador de McDonald’s afirma entre los comentarios que en el gigante americano de las hamburguesas no se suele cambiar el aceite.

“Yo trabajé el McDonald’s, estuve más de seis meses y nunca vi que cambiaran el aceite. Cuando estaba muy sucio solo lo filtraban y ya”, indica este usuario llamado Colores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente