El primer estado de alarma tuvo 6 prórrogas, la primera con apoyo de PP y Vox

·4 min de lectura

Madrid, 14 jul (EFE).- El primer estado de alarma aprobado el 14 de marzo de 2020 por el Consejo de Ministros afrontó seis votaciones de prórroga en el Pleno del Congreso y mientras Vox y PP se sumaron a la mayoría de apoyos, fueron algunos partidos independentistas los que se desmarcaron con una abstención en ese primer Pleno del 25 de marzo.

Según consta en el diario de sesiones del Congreso, la petición de autorización de la primera prórroga del decreto de estado de alarma recibió 321 síes, ningún no y 28 abstenciones.

En aquel momento, Vox se sumó a los votos favorables del PSOE, PP, Unidas Podemos, Cs, PNV, Más País, Compromís, BNG, Teruel Existe, PRC, Foro Asturias, CC, Nueva Canarias y UPN mientras que fueron ERC, PDeCAT, JXCAT, EH Bildu y La Cup los partidos más críticos y que se abstuvieron.

A partir de esa votación, los diputados de la formación que lidera Santiago Abascal decidieron votar en contra del resto de prórrogas al estado de alarma, aunque lo cierto es que con las votaciones telemáticas -a las que no estaban muy acostumbrados los diputados- jugaron alguna mala pasada y hubo Plenos en los que algunos miembros de Vox clicaron el botón equivocado.

El PP votó favorablemente en las tres primeras autorizaciones de prórrogas (25 de marzo, 9 de abril y 22 de abril) y a partir de ahí los populares empezaron a mostrarse más críticos por la gestión de la pandemia por lo que solicitaron una Ley que regulara la movilidad y un plan jurídico que lo amparara.

Así en la votación de la cuarta prórroga, que se produjo el 6 de mayo, el PP decidió abstenerse y posteriormente votó en contra en la quinta y sexta prórroga del estado de alarma (20 de mayo y 3 de junio).

Por otra parte, Ciudadanos y PNV siempre han votado a favor en esta primera declaración de estado de alarma pese a las reticencias mostradas por la formación nacionalista vasca en torno a una posible invasión de competencias.

No ha sido así con las formaciones independentistas. ERC, JxCAT, PDeCAT, La Cup, EH Bildu o BNG han ido endureciendo sus posicionamientos según iban avanzando las votaciones de prórrogas.

En el Pleno del Congreso del 9 de abril la autorización de la segunda prórroga salió por 270 votos a favor, 54 en contra (los de Vox y La Cup) y 25 abstenciones (ERC, JxCAT, PDeCAt y EH Bildu), mientras que el 22 abril, la tercera prórroga salió adelante por 269 votos a favor, 60 en contra y 16 abstenciones.

En esta ocasión a los votos en contra de Vox y La Cup se unieron los de JxCAT y los del PDeCAT, mientras que ERC y Bildu mantuvieron sus abstenciones.

Sería el 6 de mayo, con la cuarta prórroga, cuando ERC se sumaría a los votos contrarios de Vox y el resto de independentistas catalanes.

Ese día, la prórroga del decreto de alarma se aprobó por 178 votos a favor (PSOE, UP, Cs, PNV, CC, NC, PRC y Teruel Existe), 75 en contra (Vox, ERC, JxCAT, PDeCAT y La Cup) y 97 abstenciones (PP, BNG, EH Bildu y UPN).

Los posicionamientos contra el Gobierno fueron a más el 20 de mayo y el 3 de junio cuando las votaciones estuvieron muy ajustadas.

En la quinta prórroga el Ejecutivo de Sánchez ya solo contaba con el apoyo de Ciudadanos y de algunos de sus socios de investidura, como PNV, Más País, PRC o Teruel Existe y frente a los 177 síes que consiguió sacar, se registraron 162 noes; los del PP, Vox, ERC, Compromís, PDeCAT, JxCAT y La Cup.

De hecho en aquella votación hubo 11 abstenciones (BNG, EH Bildu, UPN y Nueva Canarias) y entre ellas también la de la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, toda vez que la votación telemática le jugó una mala pasada.

La última prórroga del primer decreto de estado de alarma llegó así al 3 de junio con 177 votos favorables, 155 en contra (PP, Vox, JxCAT, PDeCAT, La Cup, Foro Asturias y UPN) y 18 abstenciones (ERC, BNG y EH Bildu).

El 21 de junio, coincidiendo con la última fase de la desescalada de la mitad del país, expiró el estado de alarma que sin embargo tuvo que volver a decretarse a finales de año tras un verano que desembocó en una nueva ola de coronavirus.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente