Esta lámpara de microalgas absorbe tanto CO2 como ciento cincuenta árboles

Pierre Calleja durante su intervención en TED Talk Laussanne

Un reciente artículo publicado en Nature advertía hace unas semanas que las peores previsiones sobre el cambio climático se han convertido en las más probables. Esto significa que existe un 93% de probabilidades de que el aumento de temperaturas, de aquí al año 2100, sea de 4 ºC o incluso 5 ºC, es decir, el peor escenario que se había planteado hasta el momento.

Las emisiones de gases invernadero siguen siendo el factor más determinante en el calentamiento global y, ante la pasividad e incapacidad de las autoridades políticas para atajar el problema, numerosos equipos de investigadores siguen buscando soluciones, aunque sean parciales, al grave desafío al que se enfrenta nuestro planeta.

Uno de estos investigadores es el bioquímico francés Pierre Calleja que ha desarrollado, junto a su equipo de Fermentalg, una curiosa lámpara compuesta de microalgas capaces de “capturar y transformar el dióxido de carbono en oxígeno, lo que reduce los gases de efecto invernadero y contribuye a la desaceleración del calentamiento global”.

Ejemplo de uso de lámparas de algas en una ciudad | imagen Fermentalg

Las lámparas pueden utilizarse fácilmente como alumbrado público con una doble función: por el día absorberían CO2 del aire convirtiéndolo en oxígeno, y por la noche proporcionarían luz a las zonas y calles donde estuvieran instaladas.

El investigador afirma que estas farolas podrían absorber aproximadamente una tonelada de dióxido de carbono cada año, el equivalente al trabajo de ciento cincuenta árboles y lo harían de manera natural y sin tener que recurrir a otras tecnologías de captura más costosas.

Los únicos elementos que necesitan estas microalgas para realizar su labor son agua, nutrientes, luz solar y, evidentemente, dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Su utilización en parques, calles o urbanizaciones supondría también un interesante beneficio para las ciudades más contaminadas que siguen buscando una solución a sus problemas de polución.