Esta genial campaña subraya a las mujeres importantes de la historia que han pasado desapercibidas

Stabilo es una de las marcas más populares de subrayadores, esos rotuladores de colores fluorescentes que todos hemos utilizado alguna vez para resaltar la importancia de alguna palabra o frase en un texto.

Ahora, la marca ha lanzado una campaña en la que nos enseña algo muy importante que subrayar: a todas las mujeres que, a pesar de haber contribuido significativamente en grandes hechos históricos y aportes científicos, han pasado injustamente desapercibidas.

Imagen de la campaña

[Te puede interesar: La campaña que McDonald’s no quiere que veas]

En todos los libros de texto se habla de Watson y Crick como los genios que descubrieron la estructura del ADN, pero pocos mencionan que nada habría sido posible sin Rosalind Franklin y sus imágenes por difracción de rayos X que revelaron la doble hélice.

Cuando se habla de ordenadores y computación, poca gente recuerda a Ada Lovelace, que se convirtió en la primera programadora al crear el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, o a Hedy Lamarr, inventora del sistema en el que se basan todas las tecnologías inalámbricas que utilizamos hoy en día, como el wi-fi o el bluetooth.

Como estos hay muchos otros ejemplos de mujeres que hicieron grandes contribuciones y que no han recibido el merecido crédito. Stabilo ha decidido subrayar literalmente a estas mujeres en una serie de antiguas fotografías para rescatarlas del olvido en una campaña que está recibiendo numerosas alabanzas en las redes sociales.

Así, la campaña nos recuerda a Edith Wilson, que asumió las funciones presidenciales en EEUU tras el ictus que sufrió su marido, el presidente Woodrow Wilson; a Katherine Johnson, la matemática de la NASA cuyos cálculos permitieron que los astronautas del Apolo regresaran a salvo a la Tierra, o a Lise Meitner, física austriaca que formó parte importante del equipo que descubrió la fisión nuclear -un logro por el cual su colega Otto Hahn recibió el Premio Nobel-. Un justo reconocimiento a la verdad histórica y una idea brillante que demuestra que no siempre hace falta un gran presupuesto para lanzar una gran campaña.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña