La ciudad de EEUU que tiene severos niveles de contaminación del aire, superiores a los de Pekín

La ciudad de Seattle es famosa por sus espectaculares vistas que combinan una singular arquitectura con la poderosa y nevada silueta del Monte Rainier. Pero en días recientes todo eso se ha opacado de modo ominoso: sus cielos se han colmado de humos al grado que Seattle ha experimentado durante esta semana niveles de polución ambiental superiores a los registrados en Pekín, China, una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Ciertamente las razones de la contaminación en ambas ciudades son distintas, pero en ambos casos la exposición de la población a altos niveles de polución del aire resulta peligrosa para la salud. El Índice de Calidad del Aire (Air Quality Index o AQI), que mide el grado de contaminación ambiental, considera que a niveles superiores a los 100 puntos AQI las personas comienzan a sufrir afectaciones moderadas, pero por encima de los 150 AQI los riesgos crecen y 200 AQI puntos o más implican un peligro severo de sufrir enfermedades respiratorias y de otros tipos.

Humos y cenizas de inmesos incendios forestales en Columbia Británica han afectado a las ciudades de Vancouver, Canadá, y Seattle, Estados Unidos, que han registrado severos niveles de contaminación del aire. (Photo by Darryl Dyck, The Canadian Press)
Humos y cenizas de inmesos incendios forestales en Columbia Británica han afectado a las ciudades de Vancouver, Canadá, y Seattle, Estados Unidos, que han registrado severos niveles de contaminación del aire. (Photo by Darryl Dyck, The Canadian Press)

Al escribir estas líneas, por ejemplo, en numerosas zonas del área metropolitana de Seattle se registran más de 150 puntos en ese índice, y en al menos en dos más de 200 AQI, de acuerdo al portal del World Air Quality Index Project, coloca en general a toda el área metropolitana de Seattle en 190 AQI. Otro sitio, Air Now, coloca en general a toda el área metropolitana de Seattle en 190 AQI.

En comparación, Pekín registraba paralelamente 76 puntos AQI y la Ciudad de México y Los Ángeles 61 AQI. Seattle, ciertamente, no es lo peor del momento, pues en Shizuoka, Japón, se registraron 281 AQI, en Neder-over-Heembek (norte de Bruselas, Bélgica) 324 AQI y en Dalian y Hotan, China, nada menos que 602 AQI y 999 AQI, respectivamente.

Las razones e impactos en cada caso, con todo, son diferentes. En ciertas grandes ciudades la muy alta concentración de vehículos, el severo tráfico, la mala calidad de los combustibles y severas emisiones industriales, por ejemplo, contribuyen a que la alta contaminación ambiental, como en el caso de Pekín, sea algo recurrente.

En cambio, aunque grave, el caso de Seattle es buena medida coyuntural: humo de grandes incendios forestales que tienen lugar en Columbia Británica, Canadá, al norte de Seattle han sido llevados por los vientos hasta esa ciudad estadounidense y no solo han puesto los cielos grises y producido malestares respiratorios, también han afectado las operaciones del aeropuerto de Seattle-Tacoma. La ciudad canadiense de Vancouver, cercana a Seattle, ha sido también severamente afectada por los humos.

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos considera la calidad del aire como “insalubre” o “muy insalubre”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las malas condiciones ambientales comenzaron el pasado domingo 19 de agosto y se esperaba que continuaran severamente hasta al menos este miércoles 22, aunque no sería sino hasta el final de la semana que esos humos comiencen a disiparse de modo relevante, como señaló el periódico Seattle Times. Por lo pronto, de acuerdo a la televisora Fox News, respirar el aire contaminado en Seattle por esos humos y cenizas equivale a fumar al menos nueve cigarrillos.

Para colmo, en la medida en que los cambios climáticos pueden propiciar veranos más calientes y secos y, por ende, intensos incendios forestales, fenómenos como el que ha envuelto en humo a Seattle podrían repetirse a lo largo, al menos, de la costa Oeste de Estados Unidos y otras regiones.

El panorama es, por ello, gris y lo recomendable es evitar al máximo la exposición, en esa o en otras ciudades, a esos contaminantes.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente