Los espráis nasales, más cerca de ser un arma contra el coronavirus

Natasha Hinde
·Reporter at HuffPost UK
·2 min de lectura
(Photo: getty images)
(Photo: getty images)

Las vacunas son nuestras heroínas en la lucha contra el coronavirus y pronto llegarán los refuerzos: los espráis nasales.

Múltiples equipos de científicos de todo el mundo llevan meses trabajando para desarrollar un nuevo método que no solo serviría como vacuna –una gran noticia para los aprensivos, que se ahorran el pinchazo–, sino que también prevendría y trataría la infección temprana del virus.

La nariz es una de las vías de entrada del coronavirus al organismo a través de las gotículas o los aerosoles producidos cuando alguien tose, estornuda o habla. Las células del interior de la nariz tienen más receptores ACE2 que otras células del organismo, y estos receptores actúan como imanes para el coronavirus.

Una vez en las fosas nasales, el coronavirus se ancla a la célula y penetra en ella con su proteína S (spike), donde se multiplica con rapidez. Por eso es tan importante utilizar mascarilla (que cubra la boca y la nariz, no la barbilla). Pero las vacunas nasales pronto llegarán al rescate.

Dado que la nariz es una vía de entrada clave, enfocar en ella los tratamientos podría no solo prevenir la infección, sino también detener el virus si ya está en el interior del organismo.

Uno de los espráis nasales más avanzados, Taffix, ha mostrado en ensayos clínicos que previene la Covid-19. Uno de dichos ensayos se realizó en Israel entre judíos ortodoxos que iban a acudir a un macroevento religioso en septiembre de 2020 que reunía todas las características de un evento supercontagiador. Pese a que la tasa de infecciones había subido del 18% al 28% en esas fechas, hubo un pequeño grupo que apenas se vio afectado.

Curiosamente, era el grupo que había utilizado este espray nasal, c...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.