Espesas capas de ceniza cubren isla caribeña de San Vicente tras erupción de un volcán

Gemma Handy
·3 min de lectura

La ceniza cubrió gran parte de la isla caribeña de San Vicente el sábado y el olor a azufre impregnó el aire después de una serie de erupciones de un volcán que había estado dormido durante décadas.

El material expulsado tras varias explosiones fuertes del volcán La Soufriere, que comenzaron el viernes y continuaron en la madrugada del sábado, cubrió carreteras, casas y edificios.

"El sábado por la mañana, la isla de más de 110.000 habitantes parecía un paraíso invernal, aunque cubierto de cenizas", escribió el portal de noticias news784.com.

La visibilidad en algunas áreas era extremadamente limitada, mientras que en la capital, Kingstown, en el extremo opuesto de la isla, la ceniza causó una fina neblina, dijo el portal.

"Los sanvicentinos se están despertando con una caída de ceniza extremadamente pesada y fuertes olores de azufre que ahora han avanzado hasta la capital", tuiteó la agencia local de emergencias.

La actividad volcánica provocó que miles de personas huyeran en busca de lugares más seguros. Alrededor de 16.000 personas viven en áreas que están bajo órdenes de evacuación.

El primer ministro, Ralph Gonsalves, informó el sábado que no hay suministro de agua en gran parte de la isla y que el espacio aéreo del país está cerrado debido a la ceniza. Alrededor de 3.000 personas pasaron la noche en refugios.

"Es una gran operación la que estamos enfrentando", dijo Gonsalves a NBC News.

También dijo que su gobierno ha estado en contacto con otros países que le han ofrecido ayuda. Guayana y Venezuela están enviando barcos con suministros, detalló.

La erupción inicial de La Soufriere, el volcán más elevado de San Vicente y las Granadinas, escupió cenizas calientes y humo a unos 6.000 metros de altura en la mañana del viernes.

Una segunda erupción más pequeña ocurrió en la tarde del viernes, generando una nube de cenizas de unos 4.000 metros de altura, según el centro de investigaciones sísmicas de la Universidad de las Indias Occidentales.

La Soufriere, de 1.235 metros de altura, no había entrado en erupción desde 1979, y su mayor erupción ocurrió hace más de un siglo, en 1902, cuando murieron más de mil personas.

Había estado rugiendo por meses, hasta que finalmente estalló.

- Órdenes de evacuación -

Zen Punnett, habitante de esta isla de 30 kilómetros de longitud, dijo que la gente entró en pánico el jueves a medida que se emitían las órdenes de evacuación, pero que las cosas se calmaron ya un poco el viernes.

"Puedo sentir y oír rugidos aquí en la zona verde de seguridad. Podemos ver una gran bola de humo. Mantenemos la calma todo lo que podemos y rezamos", dijo Punnett el viernes.

El viernes en la tarde ya habían sido evacuadas todas las personas que habitan en la zona roja de riesgos a áreas más seguras, informó la agencia de manejo de desastres.

Las compañías Royal Caribbean International y Celebrity Cruises dijeron en un comunicado que están enviando dos barcos para ayudar en las tareas de evacuación.

Gonsalves explicó que otros dos barcos de la compañía Carnival también estaban en camino.

Los evacuados serán llevados a refugios en otras ubicaciones en la cadena de islas o a otros territorios caribeños que han ofrecido ayuda, como Barbados y Santa Lucía, según medios locales.

La isla donde ocurrió la erupción es la más grande de las que forman San Vicente y las Granadinas.

Philmore Mullin, director de la oficina de servicios de desastres de Antigua y Barbuda, dijo a la AFP que las islas gemelas están listas para recibir evacuados de San Vicente.

"Estoy seguro de que estarán realmente asustados. Porque la pregunta es ¿qué pasará luego de que evacúen? Los volcanes no te dicen lo que tienen en mente", dijo Mullin.

"Si la erupción se mantiene por un largo tiempo, será algo que les cambie la vida. Y dependiendo del tipo de erupción, puede que no puedan volver a casa por años", añadió.

jfx/axn/pc/zm/dga-lda/yo