El "Sara Mago" de Aguirre, ¿bulo o realidad?

La trayectoria política de Esperanza Aguirre siempre ha estado rodeada de polémica. Uno de los sucesos más sonados, controvertidos y cuestionados fue el que supuestamente protagonizó la otrora Ministra de Cultura en 1997: delante de las cámaras del programa Caiga Quien Caiga, confundió al escritor portugués Saramago con una mujer, “Sara Mago”.

Aunque no  queda claro cuáles fueron las palabras exactas que pronunció, ya que no hay imágenes que lo acrediten. Desde el “No he leído a Sara Mago” hasta “Sara Mago, una excelente pintora”, por la red podemos encontrar numerosas personas que afirman fehacientemente haberlo visto en su día, pero tras muchas y múltiples especulaciones las versiones ni siquiera coinciden.

[Te puede interesar: ¿Cometieron Aguirre y Gallardón fraude electoral?]

Un artículo publicado el 24 de febrero de 2006 en Periodista Digital, 'Las perlas de Bush y otras pifias patrias', atribuye a Aguirre la frase, pero tras este artículo numerosas voces se alzaron para poner en duda su veracidad. Ejemplo de ello es la entrada que Javier Ortiz, habitual columnista de Público fallecido en 2009, escribió al día siguiente de su publicación: "Después de muchos años, sigo sin encontrar a nadie que certifique en público y comprometiendo su palabra que él se lo oyó decir tal día y en tal sitio”.

Incluso el propio José Saramago negó este suceso en los Encuentros Digitales del diario El Mundo el 11 de enero de 2001. “Si le hago caso a Esperanza Aguirre, ¿qué tal van sus pinturas?”, lanzó con sorna el periodista, a lo que el premio Nobel respondió: “Hay que decir que yo no pinto, ni soy capaz de dibujar. Aunque Esperanza Aguirre ha dicho antes y después alguna sentencia similar a esa, estoy en condiciones de afirmar que ella no ha dicho nunca eso, fue un invento de un periodista que puso ese chiste en circulación. No diré el nombre del periodista”.

Visto esto, Màrius Serra puso nombre en La Vanguardia a ese periodista: Javier Rioyo. No obstante, numerosas voces se han alzado desde entonces para denunciar la censura que se ha hecho para impedir que estas declaraciones salgan a la luz. La periodista Rosa María Artal asegura que ella misma escuchó de boca de la exministra de Cultura con el Gobierno de Aznar la famosa frase. En una entrada de su blog del 30 de abril de 2009 lo muestra: “(…) Nombrada para ese cargo pese a creer que Saramago –Sara Mago- era una bailaora, que no es una leyenda urbana porque yo misma la escuché”.

Bailaora, pintora, escritora… Ninguna prueba clara de que alguna de esas frases fueran pronunciadas por la ya de por sí controvertida Aguirre. Ni la negación del propio Saramago deja de alimentar esta polémica, que perdura ya en el tiempo. Quizá porque hay quien se lo espera de ella por otras 'pifias' sonadas, como cuando siendo ministra de Cultura le preguntaron por Santiago Segura en pleno apogeo de 'Torrente: El brazo tonto de la ley": "¿Santiago Segura? No sé quién es". Y esta vez no hay duda.

PUBLICIDAD