La esperada reaparición de Stéphanie de Luxemburgo tras el anuncio de su embarazo

Casi un mes y medio después que los Grandes Duques de Luxemburgo anunciaran que los herederos Guillermo y Stéphanie esperaban, al fin, su primer hijo, la Gran Duquesa Heredera reaparecía esta misma semana en un acto oficial y público ante los medios de comunicación mostrando los primeros signos de su feliz estado. Era la primera vez que podíamos ver a la nuera de los Grandes Duques tras conocer que dentro de unos meses se convertirá en madre por primera vez y, de hecho, la felicidad en su rostro y en el de su marido no dejaban lugar a dudas de que se encuentran en un momento muy dulce.

VER GALERÍA

Stéphanie de Luxemburgo

Tanto el Gran Duque Enrique de Luxemburgo como los príncipes herederos y la princesa Alejandra -la pequeña de los Grandes Duques, que está a punto de cumplir 29 años- invitaron a miembros del Gobierno, de la Cámara de Diputados, miembros del Consejo de Estado, altos representantes del poder judicial y parte del cuerpo diplomático acreditado ante el jefe de Estado a una recepción que tuvo lugar este jueves en el Gran Palacio Ducal de la capital con motivo de la celebración del Año Nuevo.

Durante el acto, en el que Stéphanie de Luxemburgo lució, como su cuñada, una tiara y un vestido largo, en su caso azul noche con detalles de encaje en los hombros, la esposa del Gran Duque Heredero Guillermo lució por primera vez embarazo. La belga se encuentra ya en su segundo trimestre de gestación, dado que según el comunicado institucional difundido en diciembre en el que se anunciaba la buena noticia, el nacimiento del bebé, que será el primer hijo de la pareja, se espera para el próximo mes de mayo.

VER GALERÍA

Stéphanie de Luxemburgo

Se trata de un embarazo muy deseado y ansiado, no solo por el feliz matrimonio, sino también por los ciudadanos, pues su boda se celebró en octubre de 2012 y desde entonces se especulaba con la posibilidad de que se convirtieran en padres, pero la noticia tardaba en llegar. Hace un lustro, de hecho, Stéphanie llegó a confesar su deseo de formar una familia numerosa como la suya, en la que es, nada más y nada menos, que la pequeña de ocho hermanos. "Provengo de una gran familia. Fue una elección de mis padres y siendo la hija más pequeña, no puedo estar más contenta de su decisión. Ocho hijos son quizá demasiados, pero de alguna forma me gustaría seguir su ejemplo, mantener ese espíritu de familia numerosa del que vengo", reconoció en aquel momento.