Las especies marinas migran hacia los polos más rápido que las terrestres

·2 min de lectura
Las especies marinas migran hacia los polos más rápido que las terrestres

El cambio climático es una carrera. Una carrera de muchísimas especies por migrar hacia lugares donde encuentran climas más propicios. Y según se explica en un artículo publicado en Nature, las especies marinas están migrando más rápido que las terrestres.

Tanto en ecosistemas marinos como terrestres se comprueba la misma dinámica: las especies modifican sus áreas de distribución para llevarlas hacia los polos. No es simplemente que algunos animales migren, es que todas las especies, incluyendo las plantas, buscan vivir cada vez más hacia los polos, en lugares donde encuentran menos calor.

Pero el ritmo al que está ocurriendo este cambio en los ecosistemas no es igual en los océanos y en los continentes. Las especies marinas migran a una velocidad hasta seis veces superior que las que viven sobre los continentes.

¿Y qué razones puede haber? Se pueden plantear muchas hipótesis. Por ejemplo, que las migraciones de productores, de los organismos capaces de transformar la energía del Sol en forma de materia orgánica, es más sencilla en ambientes marinos que en los terrestres.

Imaginarlo es sencillo: pensemos en un alga, que flota en el agua, y en un pino. Así podemos entender que las migraciones sobre los continentes sean más lentas. Es cierto que no todos los productores marinos son algas, ni todos los terrestres se parecen a un pino… pero nos sirve como imagen.

Vale, eso explicaría lo que ocurre con las especies vegetales. Pero ¿y las animales? Bien, los animales dependen de los productores. Tal vez al migrar encuentren alimento, pero si están muy especializados les costará. Así que muchas especies migrarán al ritmo al que lo hagan los productores de que dependen.

También podemos pensar que, sobre los continentes, existen más barreras que en los océanos. Las condiciones en las masas de agua no son exactamente iguales, de acuerdo, pero lo mismo ocurre en los continentes. Y a eso hay que sumarle montañas, o la falta de ellas, ríos, lagos…

Por último, hay que considerar el factor humano, el impacto antrópico sobre el terreno. Los humanos hemos colonizado mucho más los continentes que los océanos – en los océanos podemos encontrar barcos, plataformas petrolíferas y demás, pero no ciudades, autopistas, embalses y otras infraestructuras.

Sea como sea, el clima está cambiando, las especies están migrando, y en los océanos esta adaptación está siendo más rápida.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente