España ya no es solo un país católico: así se está expandiendo el evangelismo por todo el país

·5 min de lectura

Desde la época de la Inquisición hasta la dictadura de Francisco Franco, España ha sido históricamente un baluarte del catolicismo, pero esto ha ido cambiando en los últimos años con una tendencia cada vez más acusada. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en 2021 solo un 62% de la población se definía como católica frente al 85% que lo hacía en el 2000 y al 98% de 1975. De ellos, apenas un tercio reconocen que practican activamente la fe.

Curiosamente, al mismo tiempo que ha ido descendiendo el número de católicos, ha aumentado el de practicantes del protestantismo evangélico. Un hecho que tiene mucho que ver con la llegada de inmigrantes latinoamericanos en las últimas décadas.

Feligreses latinoamericanos rezan durante una misa dominical en una iglesia evangélica de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).
Feligreses latinoamericanos rezan durante una misa dominical en una iglesia evangélica de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).

En 2000 había 471.465 inmigrantes legalmente registrados en España y ahora esa cifra supera los 7,2 millones. El número de protestantes ha pasado de los 96.000 de 1998 a los 900.000 actuales, el 1,96% de la población, según datos del Ministerio de Justicia. Esa transformación social y religiosa la conoce bien Kent Albright, un pastor estadounidense que llegó a España en 1996.

En sus primeros años en Salamanca, la ciudad donde se asentó, recibió insultos y hasta fue multado por la policía por repartir propaganda evangelista. Ahora tiene 120 feligreses en su congregación y hay más de 20 iglesias protestantes en toda la ciudad. El 80% de la gente que acude a ellas son inmigrantes latinoamericanos. “La Biblia dice que no hay etnias, no hay razas. No voy por la calle preguntando, ni pido pasaportes en la puerta de la iglesia”, cuenta Albright a AP.

Kent Albright oficia una misa dominical en la Iglesia Evangélica Santa Marta de Tormes, a las afueras de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).
Kent Albright oficia una misa dominical en la Iglesia Evangélica Santa Marta de Tormes, a las afueras de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).

Muchos de esos inmigrantes protestantes se convirtieron a esta religión al llegar a España. Es el caso de Luis Perozo y su esposa Narbic Escalante, pareja venezolana de 31 y 35 años que aterrizó en el país en febrero de 2020. “Fui católico toda la vida”, reconoce él. “Cuando llegué a Salamanca, entré en la iglesia, miré para todos lados, saludé y me ignoraron. Fui a varias iglesias y no sentí absolutamente nada”.

Un tío de Perozo que llevaba tiempo en España les habló de la iglesia del pastor Albright y se animaron a conocerla. “Al día siguiente nos estaba ayudando a encontrar una casa, electrodomésticos y utensilios de cocina”, recuerda. Poco después la pareja se bautizó.

Escalante asegura sentirse mejor en la iglesia evangélica que en la católica. “Me permite vivir más libremente, con menos inhibiciones”, afirma. Según Albright, es algo bastante habitual entre los inmigrantes latinoamericanos. “Necesitan tener una parte activa en la celebración y la iglesia católica es demasiado estática para ellos”, dice.

Muchas congregaciones evangélicas celebran sus reuniones en naves industriales a las afueras de los pueblos y las ciudades. También en Salamanca, Nedyt Lescano es la pastora de una iglesia situada en una carpintería. De 62 años, llegó de Argentina en 2000 y cuenta con un gran número de feligreses. “Los inmigrantes se sienten solos y aislados, en un país extraño, y aquí reciben cariño y abrazos”, dijo. “Aquí vienen y comparten, se quitan kilos de sus cuerpos y ansiedad de sus mentes”.

La pastora Needy Lescano oficia una ceremonia evangélica por el 13º cumpleaños de Melanie Villalobos, de Venezuela, y otros adolescentes en su iglesia de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).
La pastora Needy Lescano oficia una ceremonia evangélica por el 13º cumpleaños de Melanie Villalobos, de Venezuela, y otros adolescentes en su iglesia de Salamanca. (Foto: Manu Brabo / AP).

La pérdida de influencia del catolicismo

Más de 6.000 de las 23.000 parroquias que hay en España no cuentan con un sacerdote a tiempo completo. Por ello, muchos se tienen que ocupar de varias. Es el caso de Francisco Ortega, un cura de 40 años que administra seis en la provincia de Zamora. Desde noviembre de 2021 recibe la ayuda de Edgardo Rivera, un misionero salvadoreño. El 10% de los sacerdotes católicos en España son extranjeros. “Vi que faltaban sacerdotes y pensé en ofrecerme. Nunca me gustaron las cosas fáciles”, explica Rivera.

Edgardo Rivera, de 42 años, habla con los fieles de la iglesia de Cazurra, una aldea de Zamora de unos 75 habitantes. (Foto: Manu Brabo / AP).
Edgardo Rivera, de 42 años, habla con los fieles de la iglesia de Cazurra, una aldea de Zamora de unos 75 habitantes. (Foto: Manu Brabo / AP).

Morales del Vino es uno de los pueblos en los que ejercen su labor. Allí se enfrentan también al descenso de feligreses y a que estos sean cada vez de mayor edad. Quedan, sin embargo, algunos jóvenes, como Juan Manuel Pedrón, de 23 años. “Si la iglesia quiere apoyarnos tiene que ser normal, tiene que estar con nosotros, con los jóvenes, y hacer lo que hacemos”, dice mientras se divierte con los dos sacerdotes. Después de las misas, quedan, beben y bailan en uno de los bares de la localidad.

Los fieles rezan durante una misa en la iglesia de Cazurra. (Foto: Manu Brabo / AP).
Los fieles rezan durante una misa en la iglesia de Cazurra. (Foto: Manu Brabo / AP).

Otro problema del catolicismo en España es que muchas iglesias de pueblos pequeños, como la de Morales del Vino, se encuentran en muy mal estado. “Las paredes están cediendo hacia adentro, el techo está en peligro. Necesitamos ver cuál es la estrategia para la reparación”, explica Rivera.

Pese a todo, la iglesia católica recibe mucha más ayuda pública en España. En 2020, percibió del gobierno 301 millones de euros por apenas 462.000 de la evangélica.

EN VÍDEO | Así es la polémica iglesia satánica de Colombia por dentro

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente