Visto lo visto en Inglaterra, España ya va tarde para controlar la tercera ola

Asier Martiarena
·3 min de lectura
Evolución de los nuevos casos diarios de Covid-19 por millón de personas en Reino Unido y España. Johns Hopkins University
Evolución de los nuevos casos diarios de Covid-19 por millón de personas en Reino Unido y España. Johns Hopkins University

Por mucho que ahora se quiera acelerar el paso y subir las escaleras de dos en dos, España va a llegar tarde a controlar la tercera ola de la Covid-19 que más que una realidad ya es una pesadilla. Lo dicen los datos y lo verbalizan los expertos en la materia que ponen de ejemplo a Inglaterra. Allí, su primer ministro, Boris Johnson, no dudó en decretar hace más de una semana un nuevo confinamiento de obligado cumplimiento en la práctica totalidad del país- Y lo hizo en cuanto el país superó su récord histórico de contagios. No dejó pasar ni un solo día para poner freno al desbocamiento del virus.

Aquí, sin embargo, caminamos a otro ritmo. Mientras casi todo el continente europeo presenta ya toques de queda más restrictivos o cuarentenas, en nuestro país se insiste aún en que la nueva variante del virus no es la responsable del brusco repunte de los contagios, y que aún se puede evitar un nuevo confinamiento.

Un argumento político que no convence a los científicos. Como señala el periodista científico Antonio Martínez Ron, “no quiero ni pensar en lo que viene”. Martínez Ron se vale del gráfico de la Universidad Johns Hopkins sobre la tasa de nuevos casos diarios por cada millón de habitantes que refleja que España ya está en el punto de no retorno que Johnson tomó como base para el ‘lockdown’ del país.

De hecho. ayer España sumó 35.878 nuevos casos, 764,3 por cada millón de habitantes. Pero hay más indicadores récord que se están menospreciando. Se ha superado dos veces en una semana la cifra máxima de nuevos positivos. Un hito negativo que no tiene precedentes en toda la pandemia entre dos fechas consecutivas. Y el debate es si se van a aplazar las elecciones catalanas o no, cuando probablemente debería ser si se confina el país o no.

Así lo piensan los presidentes de Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias que ya han pedido al Gobierno de España que contemple las herramientas para decretar el confinamiento domiciliario.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha pedido directamente al presidente, Pedro Sánchez, que "deje a las comunidades" la capacidad de decidir sobre sus posibles confinamientos: "Que nos dejen hacerlo en Andalucía, estamos dispuestos a asumir ese desgaste", ha señalado. Lo mismo solicitó Castilla y León hace una semana. Pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado cualquier cambio de la normativa para permitirlo.

Y todo ello cuando la ocupación hospitalaria sigue subiendo hasta sumar un 27,76% de las camas disponibles para cuidados intensivos (UCI). Y hay ocho autonomías -Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y La Rioja que sobrepasan el 25% de sus plazas disponibles lo que hace que estén en riesgo extremo.

Con todo ello, en Moncloa no consideran el confinamiento total. "Ahora mismo no parece necesario", ha indicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en las últimas horas. No obstante, ha avisado de que, si las medidas que las comunidades autónomas están aplicando para frenar la transmisión del coronavirus no logran reducir la incidencia de contagios, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) pueden llegar a una situación crítica. ¿Bastante contradictorio, no? En cualquier caso, se tomen a o no esas nuevas medidas, los expertos pronostican que ya será muy tarde y la tercera ola seguirá descontrolada muchas semanas más.

En vídeo | Londres defiende el veto a vuelos de Sudamérica para no alterar la vacunación

Más historias que te pueden interesar: