España, a contracorriente de Europa: Rusia ya es su segundo proveedor de gas

·3 min de lectura

La decisión de Vladímir Putin de invadir Ucrania el pasado mes de febrero provocó una reacción unánime por parte de Occidente, con la aplicación de importantes sanciones económicas y con el compromiso entre los países europeos de reducir su dependencia energética. Cabe recordar que en el año 2021 el 40% del gas que llegó a la UE provino de Rusia.

Han pasado más de cuatro meses desde el inicio de la guerra y los precios de las materias primas se encuentran por las nubes, pero los países del continente han hecho lo posible por reducir las importaciones desde Moscú. Sin embargo, hay un país que curiosamente ha aumentado en el último mes su necesidad de Rusia. Se trata de España.

España ha aumentado en junio el gas procedente de Rusia. (Photo by JOSEP LAGO/AFP via Getty Images)
España ha aumentado en junio el gas procedente de Rusia. (Photo by JOSEP LAGO/AFP via Getty Images)

En este sentido, los datos son reveladores y muestran que la nación española está yendo un poco a contracorriente del resto de Europa. Tal y como revela el Boletín Estadístico de Enagás, en junio Rusia fue el segundo proveedor principal de gas, aportando un 24,4% del total, por detrás de Estados Unidos (29,6%), pero por encima de Argelia (21,6%) o Nigeria (10,7%).

No hay más que comparar estas cifras con las de los meses anteriores para comprobar el cambio. Entre enero y junio del 2022, Rusia solo fue el cuarto suministrador español y apenas aportó un 10,1% del total. Los descensos de Estados Unidos (34,4% en esas fechas), Argelia (24,7%) y Nigeria (14,1%) han sido sustituidos por una mayor demanda del gas ruso.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Es decir, pese a las demandas impuestas al Kremlin, la mayoría de países europeos son todavía muy dependientes de los recursos naturales rusos y no les queda más remedio que pasar por el aro si quieren seguir teniendo garantizado el suministro de energía.

El caso de Alemania ha sido bastante sonado. Dentro de la Unión, el país germano es uno de los que tiene más necesidad del gas ruso, ya que el año pasado importó el 55% del total. En este 2022, ya ha conseguido reducirlo hasta el 35% y el plan pasa por lograr que en el verano de 2024 solo sea del 10%, pero para eso hay que encontrar alternativas.

De momento, ha aumentado las importaciones de gas desde Países Bajos y Noruega, así como el gas natural licuado, que se transporta en barco, pero sustituir completamente a un proveedor de esta envergadura no es tarea fácil.

Y precisamente España se encuentra enfrentada con Argelia por su posición sobre el Sáhara Occidental y sus acuerdos con Marruecos. En un momento en el que son más necesarias que nunca las opciones alternativas a Rusia, el país está viéndose obligado a recurrir más que nunca al país presidido por Vladímir Putin. Una decisión estratégica que está saliendo cara y que está dejando sin efecto parte de las sanciones contra el Kremlin.

EN VÍDEO I El consejo para ahorrar al echar gasolina ante el alto precio de los carburantes

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente