Españoles en el extranjero denuncian "trabas" para votar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a unos asistentes al mitin que dio el domingo 17 de mayo en Barcelona

En Nueva York, París o Buenos Aires, cientos de miles de emigrantes españoles están llamados a manifestarse el domingo, día de las elecciones municipales y autonómicas, para denunciar "trabas" que les impiden participar en los comicios, informaron este martes los organizadores.

Convocados por Marea Granate, un colectivo de emigrantes que se declara apartidista, "varios cortejos fúnebres simularán el entierro del sufragio universal" frente a consulados y embajadas de España en 23 ciudades de Europa, América y África, anunciaron en un comunicado.

Su objetivo: "denunciar las trabas administrativas impuestas por la ley orgánica del régimen electoral general, aprobada a finales de 2010", bajo el anterior gobierno del PSOE.

Con el fin oficial de evitar fraudes, ésta impuso el denominado "voto rogado", que obliga a los emigrantes a solicitar el voto por adelantado antes de un plazo determinado. Para los comicios de este domingo, considerados como una prueba para las legislativas de finales de año, finalizó el 25 de abril.

"En la práctica, ha servido para reducir drásticamente la participación electoral", denuncia Marea Granate.

Supone "una carrera de obstáculos para los emigrantes y los exiliados económicos, muchos de ellos jóvenes a los que les gustaría estar en nuestro país, que quieren responsabilizarse del futuro de este país y que no se les deja", denunció el diputado Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida (IU), solicitando en abril la intervención de la Junta Electoral Central.

Según datos del Ministerio del Interior, el 31,74% de los españoles residentes en el extranjero votó en las elecciones legislativas de marzo de 2008. En las de noviembre de 2011, lo hizo un 4,95%.

Unos 1,83 millones de personas estaban inscritas en el censo electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA) a principios de abril.

En su respuesta, la Junta reconoció que existen "dificultades para la efectividad de la recepción en tiempo hábil del voto de los electores inscritos en el CERA" debido a los plazos establecidos por la ley.

Marea Granate considera, sin embargo, que el actual Gobierno del Partido Popular, "intencionalmente, está tratando de desincentivar la participación electoral de los emigrantes" con una "interpretación restrictiva".

El Ejecutivo "teme tal vez que con toda la gente que ha tenido que salir de España debido a la crisis económica haya un voto de castigo", señaló a la AFP una fuente de IU.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines