El español Portugal deja el Royal Pari por la incertidumbre en Bolivia

La Paz, 21 may (EFE).- El español Miguel Ángel Portugal anunció este jueves que dejó de dirigir el Royal Pari boliviano por la "situación de incertidumbre en el retorno del fútbol" a Bolivia y agradeció el apoyo de la hinchada del club.

"Hoy he rescindido contrato con Royal Pari. La situación de incertidumbre en el retorno del fútbol en Bolivia generada por el Coronavirus y con mi familia en España han sido los grandes motivos para tomar esta decisión. Mi agradecimiento a los jugadores por su profesionalidad", escribió Portugal en su cuenta oficial de Twitter.

Además agradeció a "la afición" del club de Santa Cruz por "su incondicional apoyo", señaló que le "entristece" dejar la entidad en "la situación tan privilegiada" a un punto del equipo líder y finalizó deseándoles lo mejor.

Antes de que hubiera una pausa en el torneo boliviano por la pandemia de la COVID-19, el Royal Pari se encontraba sexto con 20 unidades, solo con un punto de diferencia del líder, el The Strongest de La Paz, y el Always Ready de El Alto.

El Royal Pari cuenta con 6 victorias, 2 empates, 4 derrotas, 15 goles a favor y 14 en contra, hasta la duodécima jornada del torneo Apertura de Bolivia.

El entrenador español asumió en enero de este año la conducción del cuadro cruceño.

Portugal dirigió otros planteles bolivianos como el Wilstermann de Cochabamba y el Bolívar de La Paz.

Miguel Ángel Portugal fue jugador del Real Madrid desde la temporada 1979-80 hasta la 1982-83 y llegó a ser internacional con la selección española.

Como entrenador empezó en el San Esteban y en la Arandina, en la Tercera División, pasando a ser ayudante de Vicente Del Bosque en el Real Madrid, pero fue el Racing de Santander quien le dio la oportunidad de entrenar en Primera división en España, en la temporada 2006-07.

También trabajó en la secretaría técnica del Real Madrid y estuvo al frente de equipos como el Bolívar boliviano, el Atlético Paraenense brasileño, el Real Valladolid español, el CS Constantine argelino, el Delhi Dynamos indio y el Granada, en España.

(c) Agencia EFE