El español Enrique Martínez, en la cúspide del gigante francés Fnac Darty

Laure BRUMONT

Enrique Martínez posa para la cámara el pasado 13 de diciembfe en París

Discreto pero ambicioso, el español Enrique Martínez dirige desde hace seis meses el gigante francés Fnac Darty, con un claro objetivo: convertirlo en un "modelo alternativo sólido y creíble a Amazon".

Martínez nació en 1971 en Valencia, cuando España aún vivía los últimos coletazos del franquismo. Luego, el país entraría rápidamente en la modernidad pese a que en la época "teníamos aún 30 años de retraso", comenta Martínez.

En aquella época, la llegada de la Fnac en la década de los 90 fue "casi un choque de civilizaciones, tuvo un enorme impacto, era increíble", recuerda, desde su oficina que da al Sena en Ivry, puesto que ocupaba hasta julio el anterior presidente ejecutivo del grupo, Alexandre Bompard, contratado por otro gigante, Carrefour (Londres: 0NPH.L - noticias) .

Como cualquier joven de la época, Martínez -licenciado en Ciencias económicas y del IESE Business School de Madrid- era un gran aficionado "a la lectura, la música, y el cine, por lo que la Fnac supuso una especie de milagro".

- Amplio recorrido profesional -

"Cuando me encuentro ahora con jóvenes directivos, hallo en ellos la misma emoción que yo tuve al entrar" en el grupo, hace 20 años en 2018, relata.

Tras haber ejercido varias funciones en el grupo entre España y Portugal, Enrique Martinez se convirtió en 2004 en miembro del comité ejecutivo, como director general de la zona ibérica.

En 2012, es llamado a Francia para dirigir la zona Francia y Europa del Norte, y luego, a partir de julio de 2016, Alexandre Bompard le confía las labores de integración de las dos marcas Fnac y Darty (Euronext: DRTY.NX - noticias) en territorio francés.

Dicreto, Martínez es un trabajador con "sentido operativo y un conocimiento perfecto de la empresa", según fuentes internas de la compañía.

La unión Fnac y Darty, concretada el verano de 2016, supone "un modelo alternativo muy sólido y muy creíble al modelo Amazon", según Martínez.

El directivo español quiere inculcar esta ambición a los 25.000 trabajadores del grupo, a los que propondrá un "plan de accionariado" para que todo el mundo participe en el "éxito" de la empresa.

- Paco Ibáñez y Real Madrid -

"El hecho de pertenecer a una empresa que tiene un mayor tamaño, una mejor visibilidad en el exterior, es algo que da confianza y orgullo" a sus trabajadores, explica el directivo a la AFP.

Ello implica necesariamente "mucha exigencia en la dirección de equipos", admite este aficionado del Real Madrid, que admite "no tener mucha paciencia". "No tenemos derecho a perder tiempo, a dormirnos, hay que acelerar", dice.

Los sindicatos describen a Martínez como "alguien simpático y que dice las cosas directamente y sin rodeos" durante las asambleas generales.

Enrique Martínez, gran aficionado a Leonard Cohen y a Paco Ibáñez, quiere hacer ingresar al grupo Fnac-Darty en una "nueva era, la de las plataformas de servicios".

El grupo abrirá 200 nuevas tiendas, bajo la marca Fnac, la de Darty, o usando ambas, una forma de conquistar "nuevos territorios", como declaró recientemente Martínez.