España, víctima del odio

·2 min de lectura
Pareja agarrada de la mano con la bandera LGTBI (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Pareja agarrada de la mano con la bandera LGTBI (Photo: NurPhoto via Getty Images)

La muerte de Samuel el pasado sábado ha puesto de manifiesto la brutalidad y homofobia que sufren las personas homosexuales. A pesar de que las leyes avanzan para salvaguardar sus derechos, la protección no es suficiente y se suceden los delitos de odio nacidos por la orientación sexual o identidad de género de una persona.

El Ministerio de Interior publica cada año un informe sobre la evolución de “los delitos de odio” en España y los datos ratifican una dolorosa realidad: ha habido un aumento de este tipo de delito en 2019 respecto a 2018 del 8,6%. La estadística no incluye el curso 2020, ya que las cifras no podrían ser comparables debido a la pandemia y las restricción establecidas para combatir el virus.

Las últimas cifras recogidas sitúan el total de delitos de odio movidos por la orientación sexual en 278, mientras que en el curso anterior se registraron 256. De estos datos, fueron esclarecidos 199 hechos, un 77,6%. Por otra parte, en el año 2018 se resolvieron 182 de los delitos cometidos de esta índole.


Respecto al perfil de la víctima, la cifra de hombres que sufren estas agresiones es de 230, muy por encima de la de mujeres, que se encuentra en 89. Así, el global de personas atacadas por su condición o identidad sexual era de 321. Además, la franja de edad que más sufre estos delitos es la de 18 a 25, con un total de 121 víctimas, aunque le sigue relativamente cerca el rango de edad entre 26 a 40 años, que cuenta con 96 afectados. El grupo de mayores de 65 representa las cifras más bajas, con dos personas.

Sobre el perfil del autor, también la cifra de hombres detenidos por estos delitos es superior a la de mujeres, pasando de 116 varones a 21 féminas. En los agresores el rango de edad que más representa a estos delincuentes es de 26 a 40 años.

&ldq...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente