España se une en el Consejo de Seguridad a la defensa del multilateralismo

Fotografía cedida por la ONU este jueves en la que se registró el pleno del Consejo de Seguridad, durante una reunión sobre el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, en la sede del organismo en Nueva York (EE.UU.). EFE/Mark Garten/ONU

Naciones Unidas, 10 ene. (EFE).- España se ha unido este viernes a las voces de más de un centenar de países que han defendido el multilateralismo en una reunión del Consejo de Seguridad, convocada por Vietnam para la "Defensa de la Carta de las Naciones Unidas para mantener la paz y la seguridad internacionales".

El embajador español ante la ONU, Agustín Santos, destacó el "ineludible compromiso con el multilateralismo" de los Estados miembros de Naciones Unidas como una de las "obligaciones que contraemos voluntariamente".

Además, Santos destacó la importancia de la reunión del Consejo "a la luz de la escalada de tensión, la peligrosa situación en Oriente Medio y en el Golfo de los últimos días", cuya solución el embajador español espera que "sea encauzada por medios diplomáticos, evitando la pérdida de nuevas vidas humanas".

"Para España, paz y seguridad significa dar prioridad a la acción política, mejorar la eficacia y la coherencia de las operaciones de mantenimiento de la paz y potenciar la diplomacia preventiva", dijo el representante español.

El debate, convocado por la presidencia vietnamita del Consejo de Seguridad, estaba pensado para que durara un día (la jornada del jueves) en el que los oradores tendrían quince minutos para defender sus posturas.

Sin embargo, el éxito de la convocatoria, al que sin duda ha contribuido el hecho de que este año se celebra el 75 aniversario de la creación de Naciones Unidas y al reciente aumento de las tensiones en el Golfo Pérsico entre Washington y Teherán, obligó a alargar la sesión un día más y reducir las intervenciones a cuatro minutos cada una.

El objetivo del debate era "reafirmar la importancia irremplazable de la Carta y reiterar el compromiso de la comunidad internacional de defenderla para mantener la paz y la seguridad internacionales" y examinar las herramientas para ello.

En este sentido, el diplomático español insistió en la importancia de seguir potenciando los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad con sesiones de balance mensual; los mandatos del Consejo, que "deben ser una auténtica hoja de ruta, realista, sustancial y flexible" y las alianzas.

En este último punto España destacó "el gran potencial que tiene por delante la cooperación entre Naciones Unidas, la Unión Europea y la Unión Africana en las áreas de la seguridad cooperativa y la gestión de crisis".

Asimismo, al igual que otros muchos países mostró la importancia de que la reforma del Consejo de Seguridad a la que llaman numerosos países logre que el máximo órgano de la ONU sea "más democrático, representativo y transparente".

"Tenemos confianza en que el sistema internacional logrará así adaptarse a los desafíos y a los cambios futuros", concluyó.