España, fuera del 'top ten' de los países con mejores políticas de conciliación

Agencias

Suecia, Noruega, Islandia, Estonia y Portugal ofrecen las mejores políticas de apoyo a la familia entre los 31 países más ricos con datos disponibles, según el nuevo informe de UNICEF ¿Son los países ricos más favorables a las familias? Análisis de las políticas de conciliación en la OCDE y la UE. España ocupa el puesto número 14 y Suiza, Grecia, Chipre, el Reino Unido e Irlanda ocupan los últimos puestos.

Producido por la Oficina de Investigación de UNICEF-Innocenti, el informe clasifica a los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Europea (UE) según sus políticas nacionales de conciliación. Estas políticas incluyen la duración del permiso parental con sueldo completo equivalente y los servicios de cuidado y educación infantil para niños de entre 0 y 6 años.

España ha obtenido una puntuación de 15, lo que supone 8,7 puntos menos que Suecia, que se sitúa en primer lugar con 7,2, y 13,7 más que Suiza, que ocupa el último lugar de la tabla.

El informe forma parte de la política y la labor programática de UNICEF en torno al desarrollo en la primera infancia, así como de la campaña La primera infancia importa, lanzada hace tres años para ayudar a las familias a proporcionar a sus hijos de corta edad un entorno propicio y ofrecerles las experiencias necesarias para que sus cerebros se desarrollen de forma saludable.

“Necesitamos apoyo e influencia”

“No hay momento más importante para el desarrollo del cerebro de los niños -y por lo tanto de su futuro- que los primeros años de vida ―asegura la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore―. Necesitamos que los gobiernos ayuden a proporcionar a los padres el apoyo que necesitan para crear un entorno propicio para sus hijos pequeños. Y necesitamos el apoyo y la influencia del sector privado para que esto suceda”.

UNICEF promueve un mínimo de seis meses de permiso parental remunerado y el acceso universal a servicios de...

Sigue leyendo en El HuffPost