España sumó cerca de 730.000 desempleados adicionales en 2020

·2 min de lectura
Trabajadores de restaurantes golpean cacerolas durante una protesta contra las restricciones impuestas en el sector de la restauración para evitar la propagación del coronavirus, en Barcelona, España, el 21 de diciembre de 2020

El número de desempleados aumentó en cerca de 730.000 en 2020 en España, uno de los países más impactados económicamente a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, según las cifras publicadas este martes por el gobierno.

A fines de diciembre, el número de desempleados se elevó a 3.888.137 en el país, 724.532 más que al finalizar el año 2019, indicó el Ministerio del Trabajo en un comunicado.

Solo en diciembre, 36.825 nuevas inscripciones fueron registradas oficialmente en las oficinas de desempleo.

En el momento más fuerte de la crisis sanitaria, cerca de 600.000 inscripciones de desempleo se registraron en marzo y abril.

El número de personas en los planes de desempleo parcial se ubicó en 755.000 a fines de diciembre, según el gobierno de izquierda de Pedro Sánchez, que prolongó hasta finales de enero dichos planes que buscan evitar despidos masivos.

Si se considera el número de personas que cotizan en la seguridad social, el número total de empleos destruidos el año pasado se eleva a unos 360.000.

"Concluimos un año horrible para el empleo", resumió en la radio pública RNE Lorenzo Amor, vicepresidente de la organización patronal CEOE, haciendo un llamado al gobierno a prolongar de nuevo los planes de desempleo parcial.

Ese mecanismo permitió reducir drásticamente la destrucción de empleo, indicó a RNE Unai Sordo, secretario general del sindicato Comisiones Obreras, estimando que se habrían registrado "dos millones más de parados (desempleados)" de no haberse tomado medida alguna.

Muy costosos para las finanzas públicas, los planes de desempleo parcial contribuirán a una escalada del déficit y de la deuda pública en este país, que había mostrado en años recientes músculo económico tras haber sufrido duramente por la crisis financiera de 2008.

España, cuya economía depende en gran medida del turismo, deberá ser el país occidental con la mayor caída de su PIB en 2020 a causa de la pandemia, según el FMI, que augura un descenso del 12,8%.

mg/du/tpe/zm