España rompe el sueño argentino para meterse en semifinales de Copa Davis

Por Gabriel RUBIO GIRON
1 / 2
Rafael Nadal celebra el pasaje de España a semifinales de la Copa Davis, tras derrotar en dobles a Argentina, en Madrid, el 22 de noviembre de 2019

España acabó con el milagro argentino metiéndose este viernes en semifinales de la Copa Davis tras un intenso partido de dobles, en el que Rafa Nadal y Marcels Granollers se impusieron a Máximo González y Leonardo Mayer 6-4, 4-6, 6-3.

En un vibrante partido de 2h27, la pareja española dio el punto definitivo a su país.

El equipo sudamericano, que había alcanzado los cuartos de final como uno de los dos mejores segundos de grupo, no pudo tomarse las revanchas de las finales de Mar del Plata de 2008 y de Sevilla en 2011, pese a arrancar con buen pie.

En el primer partido individual, el argentino Guido Pella había derrotado a Pablo Carreño 6-7 (7/3), 7-6 (7/4), 6-1, pero Nadal igualó el cruce 1-1, al vencer a Diego Schwartzman (ARG) 6-1, 6-2.

El número uno del mundo volvió luego a salir a la pista para contribuir al punto final.

- La bestia Nadal -

"Nos enfrentamos con un tipo que es una bestia, que no se entiende como hace, fue superior a nosotros, esa es la diferencia", dijo tras la serie Guido Pella.

"Ha sido un día duro", reconoció Nadal, que dedicó la victoria a Roberto Bautista, cuyo padre falleció el jueves.

"Es una gran victoria, pero no es tiempo de festejar sino de descansar y estar listo para mañana (sábado), que será otro duro partido" contra Gran Bretaña en semifinales, afirmó.

Pero, si el número uno del mundo peleará por una plaza en la final, no lo hará el número dos, después de que Rusia eliminara a la Serbia de Novak Djokovic.

En un intenso tie-break decisivo, los rusos Karen Kachanov y Andrey Rublev se impusieron a Novak Djokovic y Viktor Troicki en el doble definitivo por 6-4, 4-6, 7-6 (10/8).

"Era a cara o cruz y la moneda cayó de nuestro lado", consideró Rublev en rueda de prensa, tras un partido de dobles en el que los rusos lograron levantar tres bolas de partido.

Una de esta bolas que podían haber dado la victoria a los serbios fue una volea que parecía fácil y falló Troicki, quien se vino abajo en la rueda de prensa posterior al encuentro.

"Fallé en los momentos decisivos", dijo entre lágrimas el serbio.

"El partido fue una auténtica montaña rusa con muchas idas y vueltas y muy, muy emocional, muy tenso", aseguró Djokovic.

Rusia empezó por delante en la serie al imponerse Rublev en el primer individual a Filip Krajinovic por un contundente 6-1 y 6-2 en apenas 52 minutos, pero Djokovic se encargó de igualar el cruce ganando a Kachanov 6-3 y 6-3 en una hora y 16 minutos, para llevar el desenlace al doble.

Djokovic declaraba recientemente que sería bonito una final contra Rafa Nadal en Madrid, pero ahora es el equipo ruso el que puede tener ocasión de pelear por el título tras meterse en semifinales por primera vez desde hace 11 años cuando cayó contra Argentina.

- Un equipo de dos -

"Podemos pensar en este partido (de dobles) como el mejor de nuestra carrera", consideró Kachanov, que junto a Rublev ha llevado a Rusia a esta semifinal.

Y es que, sin el apoyo del número uno ruso, Daniil Medvedev, que se declaró "exhausto" de la temporada para no jugar la Davis, Kachanov y Rublev han jugado todos los partidos de individuales y dobles de su equipo, dejando como espectador al otro integrante Evgueny Donskoy.

"Hay mucha fatiga, pero buscaré hasta mi última gota de energía para volver a ganar", reconoció Kachanov de cara a las semifinales.

Pese al gran desgaste que llevan tanto Kachanov como Rublev, el primero advierte que a estas alturas, "cuando estás en semifinales, ya sólo piensas en la victoria final".

En busca de una plaza en la final, los rusos se enfrentarán el sábado a Canadá, que el jueves eliminó a Australia.