España refuerza su estrategia para recuperar influencia en Iberoamérica

Agencia EFE
·5 min de lectura

Madrid, 14 feb (EFE).- La nueva estrategia de política exterior de España busca reforzar sus relaciones y su capacidad de influencia en los países latinoamericanos, para lo que propone un viaje de los reyes Felipe y Letizia a Chile, “normalizar” sus relaciones con Bolivia y un “acompañamiento crítico pero constructivo” a las reformas en Cuba.

Estos son algunos de los propósitos detallados en la Estrategia de Acción Exterior de España, un documento presentado recientemente por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que marca el camino a seguir los próximos cuatro años.

El texto subraya la importancia de reforzar los vínculos con los países de la zona ya que “el peso de España en la región refuerza nuestra posición en la Unión Europea y es reconocido por EE.UU., Rusia y China. Es un multiplicador de nuestro peso político a nivel global”.

Los objetivos y prioridades de la acción exterior española hacia América Latina pasan por el fomento de acciones concretas en materia de fortalecimiento del Estado de Derecho, lucha contra la pobreza, lucha contra el cambio climático y la digitalización en todos los ámbitos.

Y por servir de enlace entre América Latina y la UE.

El documento subraya que la región se ha caracterizado por una inestabilidad social y política interna, congelada por la covid-19 pero que reaparecerá tan pronto como la movilidad retorne a los países y se recupere el ritmo político.

La inestabilidad regional derivada de la crisis de Venezuela ha “polarizado las respuestas e inutilizado los mecanismos regionales de concertación y de integración”, por lo que considera necesario reforzar el apoyo a organizaciones y mecanismos subregionales como la CELAC o SICA.

Y por su puesto el sistema de Cumbres Iberoamericanas, la única instancia internacional que reúne a todos los Estados de Iberoamérica y que en 2021 cumple 30 años.

Así, considera “imprescindible” apostar por este foro “reforzando mediante acciones y compromisos el sentimiento de pertenencia a una misma comunidad que comparte valores y principios”.

También propone reforzar las relaciones bilaterales, entre otros con:

-ARGENTINA:

Retomar los contactos de alto nivel y reactivar los mecanismos de consultas políticas, con vistas a próximas visitas oficiales. Actualizar el Plan de Acción de Estrategia y el establecimiento de diálogos sectoriales. Apoyar el ingreso del país en la OCDE y la coordinación de políticas e iniciativas en el marco del G20 y las instituciones financieras internacionales (IFIs).

-BOLIVIA:

Privilegiar el apoyo a los procesos de reconciliación y de fortalecimiento institucional. Culminar el proceso gradual de normalización de la relación bilateral.

-BRASIL:

Impulsar mecanismos de consultas políticas y retomar el contacto de alto nivel. Apoyar al ingreso en la OCDE. Impulsar el Instituto Cervantes y el seguimiento de planes de inversión en infraestructuras y desarrollo regional. Colaborar en la preservación de la cuenca amazónica y la protección de las minorías étnicas.

-CHILE:

Dar seguimiento al proceso de reforma de la Constitución y asistencia en el mismo en caso de ser requerido. Celebrar una visita de SS.MM. con motivo del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo y del Paso del Estrecho de Magallanes. Impulsar acuerdos sectoriales y consultas políticas. Dar seguimiento a la Modernización del Acuerdo UE-Chile y profundizar en la cooperación antártica y la creación de una zona especial de protección del ecosistema antártico.

-CENTROAMÉRICA:

La región conmemora el bicentenario de su independencia en 2021 y el 30 aniversario del SICA, lo que ofrece una gran oportunidad para renovar nuestro compromiso con Centroamérica, y seguir apoyando las iniciativas encaminadas a afrontar los retos, desafíos y crisis de la zona, con especial atención a la crisis en Nicaragua.

-COLOMBIA:

Se priorizará el apoyo a la implementación de los acuerdos de paz y el fortalecimiento del mecanismo de consultas bilaterales.

-CUBA:

Profundizar en la nueva andadura de colaboración iniciada tras los viajes del presidente del Gobierno (2018) y de SS.MM. (2019), buscando equilibrar y profundizar la relación, a partir de la adopción de un marco regular de consultas políticas. El país se encuentra en un momento de actualización de su modelo político y económico a la constitución adoptada en 2019 y a una nueva realidad que debemos estimular mediante un acompañamiento crítico pero constructivo.

-ECUADOR:

Reforzar los vínculos bilaterales capitalizando la importante colonia ecuatoriana en España y apoyar el proceso de elecciones presidenciales en el primer semestre del año. La prioridad será la firma de un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones y la celebración de consultas bilaterales con el nuevo gobierno que sea elegido en 2021.

-MÉXICO:

Relanzar la agenda bilateral convocando la Comisión Binacional y haciendo operativas sus conclusiones. Se incidirá en un diálogo constructivo sobre la celebración de las efemérides históricas del 2021.

-PERÚ:

Entre las prioridades destacan la conmemoración del bicentenario en 2021, el impulso de la relación bilateral a través del tratado de Amistad y Cooperación y el acuerdo para evitar la doble imposición. España apoyará el proceso de elecciones generales del primer semestre del año y la solicitud de ingreso de Perú en la OCDE.

-VENEZUELA:

La prioridad será rescatar el marco democrático y apoyar a que el país supere su crisis política y humanitaria, para lo que se seguirá contribuyendo a una solución a la crisis política, tanto bilateralmente como a través de la UE y el Grupo Internacional de Contacto. Se hará especial seguimiento a la situación humanitaria y respuesta a la crisis política, social y económica. Se dará seguimiento al Proceso de Quito como miembros del Grupo de Amigos.

Cristina Lladó

(c) Agencia EFE