España encuentra razones para mirar a Catar-2022 con la ilusión de un niño

·3 min de lectura

Personalidad, estilo y competitividad le sobran a España a un año del Mundial de Catar-2022, como demostró en la derrota ante Francia el domingo en la final de la Liga de Naciones (2-1), donde le faltó algo de fortuna y un jugador capaz de marcar la diferencia: ¿Ansu Fati?

Bregó durante más de una hora para encontrar una fisura en el entramado defensivo del equipo francés: finalmente Sergio Busquets conectó con Mikel Oyarzabal y cayó el gol.

Pero en la siguiente jugada, Karim Benzema demostró que está a otro nivel. "Es la pena de este partido. Se inventa un gol espectacular. No hemos podido ni disfrutar ni meterles el miedo durante más de 30 segundos", explicó el seleccionador de la 'Roja', Luis Enrique Martínez.

El segundo tanto francés, logrado por Kylian Mbappé en evidente fuera de juego, fue concedido tras consulta al VAR y por la nueva interpretación que establece que, al rozar el balón, Eric García desactiva la posición ilegal del delantero.

"Se están cargando el fútbol", tituló con estruendo en portada el referente deportivo español Marca, con una imagen a toda página de la 'prueba' del fuera de juego.

Una genialidad y un cambio de normativa dejaron sin trofeo a España, de nuevo cerca del éxito, como hace tres meses en la Eurocopa, cuando cayó en semifinales en los penales frente a Italia.

- Un plan sin discusión -

La 'Roja' carece de un futbolista que marque la diferencia por sí solo, como hizo Benzema en San Siro. Su plan pasa por el equipo: presión alta, juego asociativo y solidaridad, poco importan los protagonistas -Luis Enrique ha utilizado en tres años a 63 futbolistas, 27 debutantes.

En la fase final de la Liga de Naciones las bajas de Álvaro Morata, Dani Olmo, Gerard Moreno, Pedri o Jordi Alba, todos protagonistas en la Eurocopa, no hacían presagiar nada bueno.

El técnico encontró rápidamente soluciones: dio la titularidad en los dos partidos -victoria ante Italia 2-1 en semifinales- a Gavi, un chaval de 17 años y dos meses, internacional más joven en la historia de la 'Roja', con un rendimiento sobresaliente.

También ofreció la alternativa como revulsivo a Yéremy Pino, de 18, y repescó con éxito a Marcos Alonso, tras tres años sin acudir a la selección, brillante en el carril izquierdo.

"Cada vez voy a tener más problemas para hacer las listas, algo que me gusta", bromeó Luis Enrique el domingo.

En su próxima convocatoria podría recuperar por fin a Ansu Fati, de vuelta al fútbol tras una grave lesión y aspirante a ser el 'crack' que corone su proyecto. En su corta trayectoria, el jugador de 18 años del Barcelona ya ha demostrado que tiene la capacidad para fabricarse sus propios goles.

- Vuelta a la realidad -

Tras una agradable semana en Milán, ahora le toca a España regresar a la realidad. En un mes se juega la clasificación para el Mundial de Catar-2022 en otro tipo de 'finales'.

Es líder del grupo B con 13 puntos, uno más que Suecia, que se enfrenta el martes en Solna a Grecia, que tiene 9, por lo que también opta al primer puesto, el único que clasifica de manera directa, sin pasar por la repesca, para el gran torneo.

La 'Roja' visita a Grecia en Atenas el 11 de noviembre y tres días después recibe en La Cartuja (Sevilla) a Suecia, con la que perdió en la ida (2-1), lo que ha complicado su trayectoria.

"Me gustaría que La Cartuja estuviera a reventar", pidió Luis Enrique, sabiendo que su apuesta por la juventud y el buen juego ilusionan a una afición reconciliada con su selección.

pm/gh

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente