España se pone deberes para su presidencia de la UE: reforma del mercado energético y combatir la desigualdad

·2 min de lectura
 Jose Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores. Juan Manuel Serrano Arce/Europa Press (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Jose Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores. Juan Manuel Serrano Arce/Europa Press (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Jose Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores. Juan Manuel Serrano Arce/Europa Press (Photo: Europa Press News via Getty Images)

España presidirá el Consejo de la Unión Europea el segundo semestre de 2023. Un hecho que, tal como ha asegurado este lunes José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores, aprovechará para reformar el mercado energético europeo y luchar contra la desigualdad.

Albares ha insistido en que el objetivo de España pasa por “tener un único mercado de la energía europeo” así como el de mantener la unidad para “no dejar a nadie atrás” como consecuencia de la guerra en Ucrania.

El titular de Exteriores ha aprovechado su intervención en el Foro Estratégico The rule of power or power of rules? para responder a los que ponen en duda la eficacia de las sanciones impuestas a Rusia porque “necesitan tiempo para tener un efecto económico”.

Al respecto, ha subrayado que las sanciones conllevan importantes elementos morales y políticos. “Moralmente, ¿alguien está dispuesto a permitir que Vladimir Putin lleve a cabo su guerra con nuestro dinero? Definitivamente, España no”, ha respondido.

En cuanto a la parte política, Albares ha recalcado que es “inadmisible” que Europa vuelva a estar dividida en esferas de influencia y que la guerra sea la vía de resolver las desavenencias. “En Ucrania hay una lucha entre el pasado y el futuro. El futuro es el modelo de la UE. El pasado, es una época en la que no todos los estados eran soberanos por igual, de esferas y fronteras”, ha recalcado.

“Si no queremos eso, tenemos que poner todo por nuestra parte para asegurar que esta guerra le cueste mucho económicamente a Putin”, ha zanjado.

“Europa tiene que ser escuchada en el mundo. Tenemos que estar al lado de esas regiones del mundo que normalmente están cerradas a nosotros y que necesitamos para mantener nuestra forma de vivir (...) pienso en Latinoamérica”, ha concluido Albares.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR