España, entre los países de la UE con peor calidad de empleo, según los sindicatos

Agencia EFE
·2 min de lectura

Bruselas, 30 mar (EFE).- España se encuentra entre los países de la Unión Europea (UE) que menos ha avanzado en los últimos diez años en calidad de empleo, solo por detrás de Italia, Bulgaria, Rumanía y Grecia, según un estudio de la Confederación Europea de Sindicatos (ETUC en inglés) publicado este martes.

El nuevo índice de trabajo decente de la ETUC concluye que el club comunitario apenas avanzó en su objetivo de aumentar la calidad del empleo en la última década y algunos países incluso han retrocedido.

La ETUC apunta que el impacto de las políticas de austeridad de la UE “queda patente” en unos resultados que sitúan a España entre los cinco países con peores resultados, con Grecia a la cabeza.

Los resultados del país helénico fueron peores en 2019 que en 2010, mientras que los de Luxemburgo y el Reino Unido, incluido en el estudio, fueron peores que en 2015.

Sobre Bulgaria y Rumanía, el sindicato puntualiza que en estos dos países “no se está haciendo lo suficiente para salvar la brecha económica entre el oeste y el este de Europa”.

En contra, los cuatro Estados miembros con mejores resultados, todos del norte de Europa, fueron los Países Bajos, Dinamarca, Finlandia y Suecia.

Entre las conclusiones que se extraen del índice destaca que “el PIB tiene poca relación con el trabajo decente”, uno de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU que la UE suscribió en 2015.

Por ejemplo, Irlanda experimentó un gran crecimiento en los últimos años, pero sale mal parada en el índice de trabajo decente porque su PIB se basa en un impuesto de sociedades extremadamente bajo y en el gasto público en protección social.

El estudio, que mide los avances hacia el objetivo en tres aspectos (bienestar económico, calidad del empleo y vulnerabilidad laboral), concluye que el bienestar económico ha empeorado en la UE desde 2015 y apenas ha mejorado la calidad del empleo o la vulnerabilidad laboral.

A pesar de que el bloque comunitario se comprometió a alcanzar el trabajo decente y el crecimiento sostenible, ha avanzado “muy poco como resultado de las políticas de austeridad, que han hecho más inseguro el trabajo y han empeorado la desigualdad tanto dentro de los países como entre ellos”, dijo en un comunicado la secretaria confederal de la ETUC, Liina Carr.

Por ello, “debe replantearse sus políticas económicas, dando prioridad al trabajo decente, como prometió, y poniendo fin a los controles excesivamente rígidos sobre la inversión pública que impulsa un crecimiento económico justo”, añadió.

(c) Agencia EFE