España e Italia se citan en semifinales de Eurocopa, Bélgica y Suiza KO

·4 min de lectura

España e Italia se dieron cita para las semifinales de la Eurocopa-2020, el próximo martes en el estadio londinense de Wembley, después de eliminar respectivamente a Suiza (1-1, 3-1 en penales) y a Bélgica (2-1) en los cuartos de final este viernes.

Las dos selecciones mediterráneas repetirán un enfrentamiento que se ha dado en las rondas de eliminación directa de las tres ediciones anteriores de la Eurocopa (cuartos en 2008 para España, final en 2012 para España y octavos en 2016 para Italia).

España volvió a unas semifinales de la Eurocopa después de eliminar en la tanda de penales a una Suiza que se quedó con diez al final del segundo tiempo, en el estadio Krestovski de San Petersburgo.

Unai Simón, arquero español, se alzó como el protagonista de la tanda al detener dos disparos y Mikel Oyarzabal convirtió la pena máxima decisiva.

"Dije desde el principio que éramos uno de los ocho candidatos al título. Y ahora estamos entre los cuatro, es una cosa bonita, que nos llena de orgullo. La final es el objetivo", declaró al término del encuentro el seleccionador español, Luis Enrique Martínez.

En el tiempo reglamentario, España se había adelantado pronto con un autogol de Denis Zakaria (8), a quien golpeó un fuerte disparo de Jordi Alba, pero Suiza empató en la segunda parte por medio de su capitán este viernes, Xherdan Shaqiri (68).

La 'Nati' se quedó con diez jugadores en los compases finales del partido por una fea entrada de Remo Freuler (77) a Gerard Moreno.

España no pisaba unas semifinales de Eurocopa desde 2012, cuando acabó ganando el torneo disputado en Polonia y Ucrania.

La 'Roja' comenzó de la peor manera la tanda de penales, cuando Sergio Busquets mandó al poste el primer lanzamiento. Rodri Hernández también falló el tercer disparo, detenido por el suizo Yann Sommer.

- Dos penales atajados por Unai Simón -

Sin embargo, Simón palió los errores de sus compañeros desde los once metros y, después de encajar el lanzamiento de Mario Gavranovic, paró los penales de Fabian Schär (el segundo) y Manuel Akanji (tercero). Ruben Vargas mandó a las nubes el cuarto lanzamiento de Suiza.

Dani Olmo (2º), Moreno (4º) y Oyarzabal (5º y último) convirtieron los penales españoles.

En la prórroga España había aprovechado su superioridad numérica para asediar el área de la 'Nati', pero la falta de acierto de sus atacantes, especialmente Gerard Moreno, y las buenas intervenciones de Sommer condujeron a la lotería de los penales.

Antes, durante los 90 minutos reglamentarios, se vio a una 'Roja' mucho menos fresca que en sus anteriores partidos, con Suiza generando peligro con muy poco y rozando el gol en cada córner a favor.

"Estoy muy orgulloso de mi equipo, de todos los jugadores. Desgraciadamente, una tarjeta roja complicó nuestro partido durante 45 minutos... Pero mis jugadores son los héroes de la noche. Habrían merecido pasar. Sabíamos ya que eran unos héroes, porque ya habían logrado hacer cosas grandes", afirmó el seleccionador de Suiza, Vladimir Petkovic.

Siento "mucho orgullo, porque lo hemos dado todo y nos vamos a casa con la cabeza alta", añadió.

- Adiós a la generación dorada de Bélgica -

Por su parte Italia avanzó a las semifinales después de inclinar por 2-1 a Bélgica en el estadio Allianz Arena de Múnich.

La 'Azzurra' se adelantó por medio de un gran movimiento del centrocampista Nicolò Barella (31) y amplió distancias con un golazo del atacante Lorenzo Insigne (44) desde fuera del área. El artillero Romelu Lukaku, de penal, redujo distancias para los 'Diablos Rojos' (45+2) y su generación dorada, que acumuló una nueva desilusión.

El seleccionador de la 'Nazionale', Roberto Mancini, ha sabido levantar a un equipo que estaba en horas bajas tras el fracaso de quedar fuera del Mundial-2018.

"No teníamos un resultado mínimo que alcanzar. Empezamos con ganas de hacer lo máximo posible. El camino todavía es largo, quedan aún dos partidos, así que vamos a ver", dijo el técnico a la televisión RAI al final del duelo.

El astro belga Kevin de Bruyne fue de la partida este viernes, recuperado de las molestias en un tobillo que sufrió contra Portugal en octavos.

Bélgica e Italia ofrecieron un encuentro de altos vuelos. Ninguna de las dos selecciones especuló, ambas fueron a por la victoria y el resultado fue un divertido segundo enfrentamiento de cuartos de final.

bur-gh/dr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente