España intensifica sus controles en la frontera con Gibraltar

1 / 2
Filas de vehículos en Gibraltar el 7 de abril de 2017

España anunció este viernes el reforzamiento de los controles en la frontera con el territorio bajo administración británica de Gibraltar, en aplicación de las nuevas normas europeas sobre las fronteras del espacio Schengen.

"Las autoridades españolas ya han tomado las medidas oportunas para reducir las molestias que pueda ocasionar la intensificación de estos nuevos controles a través de la instalación de nuevos sistemas tecnológicos y el refuerzo de personal en los puntos de mayor intensidad de paso", precisó un comunicado del Ministerio del Interior.

El Ministerio aconseja no obstante a los ciudadanos de la Unión Europea, cuyos documentos serán comprobados sistemáticamente a su entrada o salida del espacio de libre circulación, proveerse de documentos biométricos para facilitar su paso, en los principales aeropuertos, el puerto de Algeciras y el puesto de control de La Línea de la Concepción, fronterizo con Gibraltar.

La medida entró en vigor este viernes para las fronteras de todo el espacio Schengen, en un contexto de tensiones por el territorio que España cedió a Reino Unido en 1713 pero reivindica desde hace décadas.

La publicación el 31 de marzo de un documento de trabajo de la Unión Europea para negociar la salida de Reino Unido que precisa que todo acuerdo alcanzado no se aplicará a Gibraltar sin acuerdo de España provocó la irritación de las autoridades británicas.

Las autoridades gibraltareñas temen que España, que ha propuesto la cosoberanía del Peñón, se aproveche del Brexit para imponer su control sobre el enclave.

Los habitantes de Gibraltar, unos 32.000, se pronunciaron masivamente en contra del Brexit en junio de 2016, pero también rechazaron en referéndum en 2002 la opción de la soberanía compartida, que les permitiría conservar un pasaporte de la Unión Europea.

Con este telón de fondo, el Gobierno de Gibraltar denunció el miércoles el reforzamiento por parte de España de los controles en la frontera que cruzan cada día unos 10.000 personas que van a trabajar al Peñón, calificándolo de "arma política".

Grandes embotellamientos se formaron en la frontera, con vehículos esperando hasta dos horas para cruzar. Sin embargo, las autoridades españolas no confirmaron ese día ninguna acción especial en la zona.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines