España fue el mayor importador mundial de gas ruso por barco en julio y agosto

·2 min de lectura
El metanero ruso Rudolf Samoylovich, en una imagen de archivo. (Photo: LOIC VENANCE via AFP via Getty Images)
El metanero ruso Rudolf Samoylovich, en una imagen de archivo. (Photo: LOIC VENANCE via AFP via Getty Images)

El metanero ruso Rudolf Samoylovich, en una imagen de archivo. (Photo: LOIC VENANCE via AFP via Getty Images)

Mientras la Unión Europea ha impulsado varias baterías de sanciones contra Moscú por la invasión rusa en Ucrania, las ventas del gas natural por vía marítima procedente de este país a varios socios comunitarios no han dejado de crecer. Con este telón de fondo, España fue el mayor importador a nivel mundial de gas natural licuado (GNL) ruso por barco en los últimos meses de julio y agosto, según ha publicado El País este martes.

En este sentido, el citado medio ha dado a conocer que los importadores españoles transfirieron más de 747 millones de euros a las energéticas de ese país, según los datos publicados por el Centre for Research on Energy and Clean Air (CREA). Le siguen en la lista Francia, con 600 millones, y China, con 527.

De la misma forma, el puerto de Bilbao fue el tercero del mundo que más gas ruso recibió en julio y en agosto, después del francés de Montoir-de-Bretagne y el belga de Zeebrugge. El de Sagunto (Valencia) fue el quinto.

Ribera explica que este escenario no altera el promedio habitual

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha sido preguntada por esta información este martes, durante una entrevista en Onda Cero. Ha descartado la idea de que España esté financiando la guerra de Ucrania a Putin más que ningún otro país: “No es una conclusión acertada”.

Así, Ribera ha reconocido que “es verdad que en los meses de julio y agosto ha habido más descargas de GNL procedente de Rusia de lo que es habitual en el año”, pero ha explicado que se ha producido “sin que altere el promedio de un 7% de GNL procedente de Rusia”, lo que simboliza el “histórico habitual en España”.

La titular de Transición Ecológica ha detallado los motivos, indicando que han preguntado por este escenario. “Hubo determinadas operaciones de limpieza dentro de varias regasificadoras que desviaron barcos”, ha precisado, indicando que “no estaban en condiciones de desembarcar en un momento en el que se estaba produciendo el llenado de los almacenes”.

Además, Ribera ha continuado apuntando que “se explica porque algunos de ellos estaban contratados con antelación”, puesto que “el verano es cuando se aprovecha para completar nuestra necesidad de almacenamiento”.

Asimismo, la vicepresidenta tercera ha puesto el foco “en otra cosa que es importante [...] y es que lo que observamos con respecto a nuestro sistema es que a pesar de ese incremento puntual de GNL en nuestros puertos” España sigue avanzando en la proliferación de las energías renovables.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR